Descargas

El libro: una apasionante historia por descubrir

Carmen González García, Parlamentaria foral de UPN

La UNESCO, para rendir un homenaje mundial al libro y sus autores, y alentar a todos, en particular a los más jóvenes, a descubrir el placer de la lectura y respetar la irreemplazable contribución de los creadores al progreso social y cultural, nombró este día como el Día Internacional del Libro.

Un día que en España nos recuerda también las bajas tasas de lectores de nuestro país. Que en vez de aumentar, disminuyen poco a poco.

Como tampoco, no es menos cierto, que la capacidad lectora de nuestros hijos e hijas ha bajado considerablemente, y así lo demuestra el último informe PISA, tanto a nivel nacional como concretamente en Navarra. La puntuación media de la Comunidad Foral esta por debajo de la media de la OCDE, pero mucho más por debajo se sitúa el conjunto de España.

Esta situación nos debe hacer recapacitar sobre qué es lo que está ocurriendo y cómo podemos remediarlo. Hoy por hoy, la televisión, Internet y los videojuegos desbancan a un buen libro en la elección de nuestros jóvenes, niños y niñas a la hora de divertirse.

Mucho se ha escrito sobre la importancia de la lectura para los niños y niñas. Y se espera demasiado de los educadores, profesores y bibliotecarios para que les inicien en este maravilloso camino del conocer y saber. Lo que pocos padres saben es que este estímulo tan gratificante debe ser un aprendizaje que ellos deben empezar con sus hijos desde la más temprana edad, antes mismo de ingresarlos a la escuela. El "gusanillo" por el libro debe ser despertado lo antes posible.

Por ejemplo, introducir la lectura en algún momento del día. Antes de dormir, es un buen momento. Que la lectura de un libro se convierta en un hábito diario, y en una necesidad. Los niños y niñas que leen por lo menos media hora al día probablemente serán lectores potenciales.

En cuanto a la conmemoración en esta fecha, cabe citar la importancia del "Derecho de Autor", cuyo objetivo es fomentar el respeto a los derechos de propiedad intelectual, fundamental para la justa continuidad de la producción editorial.

También conlleva el famoso y polémico canon digital, que supondrá durante 2008 para particulares, empresas, organizaciones sin ánimo de lucro y administraciones públicas 225,88 millones de euros. O lo que es lo mismo, a cada español el canon digital le costará 5 euros este año.

La extensión de esta tasa va a afectar a los teléfonos móviles, MP3, memorias USB y cualquier dispositivo con capacidad de almacenamiento.

Medida positiva o no, trata de proteger el número de copias privadas y alienta mucho más a las descargas ilegales y piratas de Internet, ya que se percibe más como un fenómeno recaudatorio que como una tasa de protección.

Sin duda alguna, hay muchas cuestiones sobre las que recapacitar y pensar, pero también hoy es un día para celebrar, acercándonos a nuestras librerías y adquiriendo una apasionante nueva historia que descubrir: un libro.