Descargas

Navarra cerró las cuentas de 2007 con un superávit de 295.000 euros y redujo su deuda en 30 millones

(DDN/12.02.08) El buen balance de los ingresos durante al ejercicio de 2007 ha permitido a la Hacienda foral cerrar el año con un superávit de 295.000 euros. Las cuentas recogen también 393,3 millones de euros de ingresos más de los previstos, una cantidad que el Gobierno de Navarra ha destinado a nuevos gastos.

Los presupuestos para 2007 tenían una previsión de gastos e ingresos de 3.901 millones de euros, sin embargo, los ingresos totales registrados por las arcas forales sumaron 4.294,6 millones y los gastos ejecutados ascendieron a 4.294,3 millones, generándose, de esta forma, un superávit de 295.000 euros.

Más ingresos, nuevos gastos

En general, en el balance de 2007 ha habido mayores ingresos de los esperados. En su conjunto, ha habido un mayor ingreso neto de 293,3 millones , una cifra equivalente al 2,31% del PIB.

La mayor parte de estos ingresos extra procede de la recaudación de impuestos directos. Se explica por el incremento en la recaudación de IRPF, que ascendió a 1.079,59 millones de euros, lo que ha supuesto 115,7 millones más de lo previsto. La explicación desde el departamento de Economía y Hacienda es que puede deberse a un aumento de la población activa, así como a la mejora de la situación de las retribuciones de los trabajadores.

En el caso del Impuesto de Sociedades, la Hacienda foral ha recaudado un total de 777,7 millones de euros, lo que significa 151 millones de ingresos extra, como consecuencia, según Economía, "de la buena situación de las empresas y de la buena marcha de sus beneficios".

Los nuevos gastos a los que se ha podido hacer frente suman 524,8 millones de euros, la suma de los ingresos no previstos (393 millones) y de la no ejecución de otros gastos (131,5 millones). El Gobierno ha empleado estos millones para cubrir nuevas necesidades de los departamentos, a los que ha distribuido 192 millones.

Asimismo, se ha puesto al día la aportación al Estado, a la que ha añadido 141 millones para alcanzar los 707 millones previstos en el nuevo Convenio Económico. Se ha reducido la deuda pública de Navarra en 30 millones, para dejarla en 611 millones (3,6% del PIB regional). La amortización de la deuda ayuda, además, a aligerar la situación para el sector privado en el mercado de capitales, en momentos de problemas de liquidez.