Descargas

Sanz exige la ilegalización de ANV y afirma que contra el terrorismo “no cabe negociación con ETA”

(DDN/4.12.07) El presidente del Gobierno y de UPN, Miguel Sanz, cerró el domingo ante 1.400 personas el Día del Partido, que tuvo lugar en Milagro. Durante su discurso, exigió la ilegalización de ANV y le dijo a ETA que el único cambio posible es “dejar las armas y a la cárcel”. "Contra el terrorismo no cabe la negociación con Batasuna ni ETA", afirmó el presidente regionalista en el polideportivo de la localidad ribera.

La celebración, que cumplía su decimosexto aniversario, estuvo marcada por el atentado cometido el sábado en el sur de Francia por ETA, en el que resultó muerto el guardia civil Raúl Centeno y herido muy grave su compañero Fernando Trapero.

"UPN no quería que Navarra estuviese en medio de una negociación política con ETA y Navarra estaba encima de la mesa. Por eso fue necesario hacer una manifestación y, por la firmeza que demostramos desde Navarra se rompió el proceso de negociación con ETA", indicó Sanz.

El presidente foral sentenció que "es necesario ilegalizar a ANV, que es Batasuna y Batasuna es ETA", y posteriormente lanzó dos mensajes directos a la banda terrorista. "Al igual que no pudo parar la Autovía de Leitzaran e Itoiz, no va a poder parar el tren de alta velocidad", dijo primero. "Para ETA sólo hay un cambio posible: abandonar las armas, desaparecer y a la cárcel".

Por otra parte, Sanz se refirió a la Disposición Transitoria Cuarta, y afirmó que "se hace necesaria su supresión de la Constitución Española", que establece el mecanismo de una posible unión de Navarra con el País Vasco.

Para ello tendió la mano al PSN con el objetivo de "estudiar" la supresión y el momento adecuado para hacerlo. "Cuando quieran y, cuanto antes, mejor", añadió Sanz, para quien la Transitoria Cuarta "ya ha cumplido su papel" y su desaparición "facilitaría la convivencia entre los navarros y entre los navarros y los vascos.

Presupuesto de consenso para 2008

El líder de UPN dijo estar seguro de que Navarra va a tener un presupuesto para el próximo año consensuado con el PSN. "Estoy convencido de que en breve podremos anunciarlo, sin poner en riesgo la economía", apuntó. También en nota económica, Sanz dijo que el convenio económico recién renovado con el Estado "no es insolidario con el resto de España". "Pagamos la factura que nos pasa el Estado a precio de renta y no a precio de habitante. Nos cobran el bacon a precio de jamón de jabugo", aseguró.

Sanz se refirió también a las próximas elecciones generales y confirmó que UPN concurrirá en ellas en coalición con el Partido Popular. "En Navarra va a volver a ganar UPN y vamos a ayudar a ganar la presidencia de España a Mariano Rajoy", expuso. "Y no lo vamos a hacer porque nos obligue el pacto, sino porque es lo mejor para Navarra y para España. Pero también queremos hacerlo con autonomía de decisión y queremos un espacio propio dentro del Grupo Popular del Congreso. UPN es un socio leal, pero no una sucursal".

El presidente de UPN dedicó un apartado a Patxi Zabaleta, quien ha presentado una demanda de conciliación como paso previo a una querella criminal contra Sanz por unas pasadas declaraciones del regionalista en Madrid en las que decía que el dirigente de Aralar "seguiría en el objetivo de utilizar la lucha armada si no perjudicase la consecución de la territorialidad y de la autodeterminación". Zabaleta ha emprendido acciones legales al considerarlas una calumnia.

"Zabaleta no ha desmentido lo que ha dicho", señaló Miguel Sanz reafirmándose, para después criticar al nacionalismo vasco. "Nos piden que tengamos memoria histórica, pero ¿dónde estaban algunos o al lado de quién cuando mataron a Jesús Ulayar, Tomás Caballero y José Javier Múgica? Para eso no hay que tener memoria histórica, sino corazón", dijo.