Descargas

El Gobierno foral otorga al Comité navarro de Cruz Roja la Medalla de Oro de Navarra

(DDN/6.11.07) El Gobierno foral ha concedido a la Cruz Roja Española-Comité de Navarra la Medalla de Oro de Navarra, la principal condecoración de la Comunidad Foral destinada a premiar a las personas, instituciones, entidades o colectivos por su defensa de los intereses de Navarra que resulten estimados por el conjunto de la sociedad.

El portavoz del Gobierno de Navarra, Alberto Catalán, ha indicado hoy que el Ejecutivo reconoce con este galardón “la importancia social que para el conjunto de la Comunidad foral entraña la ejemplar actividad de Cruz Roja Española a lo largo de su historia, y considera el carácter emblemático que esta institución tiene en el ámbito de las acciones humanitarias”. En la actualidad, Cruz Roja Española cuenta en Navarra con 3.000 voluntarios y con el respaldo de más de 10.000 socios y colaboradores. En el último año su labor ha permitido dar asistencia en la Comunidad foral a más de 16.000 personas.
 
La entrega de la Medalla de Oro de Navarra tendrá lugar el próximo 3 de diciembre en el departamento de Cultura y Turismo, dentro de los actos conmemorativos del Día de Navarra 2007.

Dos navarros entre los precursores de Cruz Roja

El movimiento internacional de Cruz Roja nació en 1863, con la constitución del Comité Internacional de Cruz Roja y la firma, un año más tarde, del Primer Convenio de Ginebra por parte de doce Estados, entre los que se encontraba la representación de la Nación española.

Precisamente, dos navarros, Nicasio Landa y Joaquín Agulló, formaron parte de esa representación española y fueron los precursores de Cruz Roja en España, estableciendo la primera Asamblea Local el 5 de julio de 1864 en Pamplona.

En sus orígenes, la actuación de Cruz Roja estuvo centrada en intervenciones humanitarias en caso de conflicto armado. Sin embargo, dicha organización pronto adquirió el compromiso de prevenir y paliar el sufrimiento en todo momento y lugar, y orientó su acción humanitaria tanto hacia las víctimas de los conflictos bélicos, como a las víctimas de desastres naturales y de otro tipo en tiempos de paz, así como a acciones de carácter preventivo y a favor del bienestar social y de la calidad de vida.