Descargas

Acuerdo de UPN con PSN e independientes en la Mancomunidad para rebajar el “enfrentamiento político”

(AGENCIAS/12.9.07) UPN, PSN y el grupo de independientes han suscrito un acuerdo que supondrá la elección del socialista Javier Torrens como presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona(MCP) y que tiene como uno de sus principales objetivos rebajar el nivel de “enfrentamiento político” en la entidad.

El portavoz de UPN en la MCP, Juan Luis Sánchez de Muniáin, aseguró que este acuerdo contiene “mejoras concretas de los servicios”, pero también “mira al futuro” y persigue el objetivo de que la Comarca de Pamplona “siga siendo el motor de desarrollo de Navarra”.

El regionalista apostó igualmente por la “necesaria cooperación entre instituciones” y por “no utilizar la mancomunidad para el enfrentamiento, sino para gestionar de forma más eficiente y ágil los servicios” que se prestan en la comarca. Sánchez de Muniáin confió en que este consenso “amplio” suponga cuanto antes “beneficios para los usuarios”.

Una vez suscrito este acuerdo, señalaron en conferencia de prensa representantes de los tres grupos, se constituirá una "comisión técnica y política" que, en un plazo de dos a tres meses y en coordinación con el Gobierno de Navarra, redactará el definitivo programa de gestión de la MCP para los próximos cuatro años.

Acuerdos en transporte, abastecimiento y residuos

En el acuerdo de bases se mencionan, en materia de transporte, los objetivos de la puesta en marcha II Plan de Transporte, la redacción del nuevo pliego para la concesión del servicio de transporte comarcal en 2009 y la apertura de un periodo de “estabilidad y mejora” en el servicio de taxis, sin que se prevea la concesión de nuevas licencias a corto plazo.

Respecto al suministro de agua, se contempla la elaboración de un plan consensuado con el Gobierno de Navarra para extender el abastecimiento a todas las localidades de la red comarcal, así como la construcción de nuevos depósitos en pequeñas poblaciones.

Además, se apuesta por la resolución de la recogida y tratamiento de los residuos sólidos urbanos de una manera “definitiva”, abriendo “cauces dialogados y consensuados” en la implantación, tanto de las instalaciones como de “la alternativa de un futuro vertedero comarcal”.

Se apuesta asimismo por dar una resolución “consensuada”, sin acudir a procedimientos supramunicipales, al problema de las instalaciones de biometanización de Arazuri y Góngora, ilegalizadas por el Tribunal Supremo, y se contempla la puesta en marcha de la recogida neumática de basuras en Pamplona, así como en Burlada, Ripagaina y Aranguren-Entremutilvas.