Descargas

El consejo político de UPN refrenda que no se ceda la presidencia del Gobierno “por dignidad”

(UPN/2.7.07) El Consejo Político de UPN, máximo órgano del partido entre congresos, respaldó el informe que expuso Miguel Sanz sobre la política de pactos seguida, tras las elecciones del pasado 27 de mayo, para configurar las instituciones forales.

Sanz afirmó que “en ningún caso” UPN “actuará sin ética, sin dignidad ni respeto a sus 140.000 votantes”, y, por tanto, no apoyará “a ningún candidato que pueda presentarse para la presidencia del Gobierno diferente al candidato de UPN”. Asimismo, reiteró que su partido no se someterá a un proceso de investidura sin la garantía de tener más votos a favor que en contra.

El presidente regionalista, en su análisis de los resultados electorales, destacó el aumento del apoyo a UPN, tanto en votos como en porcentaje, con respecto a 2003. “UPN ha vuelto a ganar las elecciones” y pese a los 11 años de gobierno, el partido “no sufre desgaste alguno”, afirmó.

En su repaso de la situación política generada tras el 27 de mayo, Sanz subrayó que el Partido Socialista ha pasado a ser la tercera fuerza política “y es un claro perdedor de las elecciones”. “Difícilmente debe ostentar la presidencia quien ha perdido las elecciones y constituye la tercera fuerza del Parlamento”, dijo. “No se puede hacer triunfar a quien ha sido un verdadero perdedor”.

Al respecto, señaló que si el PSN quiere tener la presidencia “debe asumir el costo que supone el pactar con los nacionalistas para un partido que se llama constitucional”.

En su intervención, respaldada por el consejo político de UPN, afirmó que los últimos hechos “están dando la razón” a UPN. “¿Había o no riesgo de pacto con los nacionalistas? ¿Era verdad o mentira que el PSN no podía ser alternativa sin los votos de Nafarroa Bai? Por lo que rechazó las acusaciones socialistas y subrayó que su partido no ha realizado una política “ni basada en la mentira ni en el insulto ni en la confrontación, sino en la búsqueda de la verdad y en la defensa del Fuero y de la identidad de Navarra”.

El dirigente del partido afirmó que no es cierto que Navarra “votó por el cambio”, y explicó que eso podría ser así “si los más de 70.000 votantes del PSN estuvieran de acuerdo con el pacto con los nacionalistas”.

Sanz señaló ante el consejo político de UPN  que si se consuma ese pacto entre socialistas y nacionalistas, “sólo será responsabilidad del PSN”, aunque dijo, sobre el futuro gobierno foral, que “las opciones continúan abiertas”.