Descargas

Senadores de UPN exigen al Gobierno Central actuaciones para evitar las inundaciones

Los senadores de UPN José Cruz Pérez Lapazarán y Amelia Salanueva han presentado dos mociones en la Comisión de Medio Ambiente para que el Senado inste al Gobierno Central a que realice actuaciones de dragado y limpieza, así como de reparación de motas y construcción de defensas en el río Ega y en la Cuenca del Ebro con el fin de evitar las “graves y repetidas” inundaciones que vienen produciéndose y que afectan principalmente a Navarra.

“Una situación propiciada por la inexistente actuación de la Confederación Hidrográfica del Ebro a lo largo de los últimos años”, han criticado los senadores regionalistas.

En la primera moción, Amelia Salanueva solicita que se realicen las citadas actuaciones en el río Ega, de manera especial en el tramo de río entre Murieta, Ancin, Mendilibarri, Oco, Abaigar, Legaria y Zubielqui, “que permitan la recuperación de la capacidad portante del cauce mediante la restauración morfológica del cuenco y zona adyacente a través de actuaciones suficientes, sin que todo ello pueda provocar afecciones importantes al hábitat acuático y a la vegetación de ribera”.

Según explica en su escrito, los principales defectos en estos tramos del río Ega se refieren a la perdida de la sección hidráulica de desagüe producidas por la vegetación abundante de márgenes, la existencia de troncos secos atravesados en el río, maleza, aterramiento y acumulación de gravas en los lechos de los ríos y por ultimo la falta de diques de encauzamiento en algunos puntos concretos del cauce. “Todo ello genera obstrucción y problemas de desagüe como han denunciado los propios afectados de las localidades navarras”, ha señalado.

La senadora navarra señala que las lluvias caídas a lo largo del mes de marzo y abril en la Cuenca del Ebro y las inundaciones consiguientes producidas en Navarra, que afectan principalmente a campos cultivados, “han puesto en evidencia los defectos estructurales y la falta de actuación de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) en diversos ríos a su paso por la Comunidad Foral”.

Pérez Lapazarán y Salanueva consideran que la CHE debiera abonar a los afectados los últimos daños sufridos en sus cultivos por las inundaciones en aquellos casos que no son asegurables ni están incluidos en los planes de apoyo nacionales y regionales.

Los senadores de UPN complementan la moción con dos preguntas orales al Gobierno Central para que explique “las razones por las que la CHE no ha procedido a mantener a lo largo de los últimos tres años el cauce del río Ega en la zona de Valdega con capacidad suficiente de evacuación”. Asimismo, inquieren “por qué la CHE mantiene un dique en la margen izquierda del Ebro en el termino municipal de Alfaro (La Rioja) mas bajo que en la derecha que produce inundaciones y daños en los cultivos en los campos  de Cadreita cuando el río Ebro crece”.

Actuaciones en el río Ebro

El senador Pérez Lapazarán pide en otra moción “la reparación inmediata de todas las defensas de protección de cauces rotas por la crecida del Ebro, así como la realización de un Plan de Vigilancia y actuación inmediata a lo largo de todo el año que incluya limpieza permanente y continuada del río, dragado de fondo, eliminación de maleza y arbolado, eliminación de islotes de gravas así como de cuantos obstáculos alteren la sección y como consecuencia disminuya la velocidad del agua”.

Además, Pérez Lapazarán, solicita “la elaboración inmediata de un Plan Ambiental del Ebro por la Confederación Hidrográfica del Ebro que, recogiendo todas las aportaciones de Gobiernos Regionales y Municipales, permita desde todos los ámbitos ambientales una adecuada gestión y actuación sobre el río y pueda contribuir al respeto de los valores ambientales del río sin que ello impida actuaciones que aminoren futuras inundaciones”.

El senador regionalista recuerda en su escrito que las inundaciones ocurridas en algunas zonas de la Comunidad Foral de Navarra, La Rioja, Aragón y Cataluña, provocadas por las crecidas del río Ebro, han ocasionado, además de importantes daños en cultivos hortícolas y en infraestructuras del propio río, que algunos municipios hayan tenido que evacuar cientos de viviendas y que se haya tenido que cortar el tráfico en varias carreteras.