Descargas

El Gobierno central ha incumplido el mandato del Senado sobre el TAV

El secretario general de UPN, Alberto Catalán, y los senadores regionalistas Amelia Salanueva, José Cruz Pérez Lapazarán y Jesús Laguna han denunciado el incumplimiento por parte del Gobierno central del mandato del Senado para adelantar las obras del Tren de Alta Velocidad.

Como han recordado, todos los grupos de la Cámara Alta apoyaron el pasado 6 de febrero una moción de UPN que exigía llegar a un acuerdo con el Ejecutivo foral para el adelanto de las obras del corredor navarro del TAV, tal y como se había aceptado para el País Vasco. Pese a que la moción incluía un plazo máximo de dos meses, el Gobierno central no ha comenzado ningún tipo de gestión. 

Al respecto, Catalán, ha querido “denunciar” el comportamiento del Gobierno central “a la hora de asumir el compromiso que la Comunidad foral precisa, y en concreto en el Tren de Alta Velocidad, para que las comunicaciones sean modernas y acordes a las necesidades”.

Por eso, ha criticado que se hayan “incumplido” las iniciativas que en relación con el TAV han aprobado el Parlamento Foral y el Senado y en las que se instaba al gabinete de Rodríguez Zapatero a llegar un acuerdo que permitiera a la Hacienda Foral descontar el coste del corredor navarro del Convenio Económico, tal y como se ha hecho con el Gobierno vasco para el corredor guipuzcoano.

La moción del Senado además daba al Gobierno un plazo de dos meses para ello y esta fue la razón de que el PSOE no la apoyara, según ha indicado el senador Jesús Laguna, para quien “era imprescindible” dar una fecha y sin embargo los socialista querían “engañarnos a base de dar largas”.

“Bono podrá decir lo que quiera, pero el Partido Socialista está engañando una vez a Navarra”, ha afirmado Catalán, y ha añadido que el TAV “se está ejecutando en el resto de España y Navarra no puede perder esta oportunidad”.

Se trata de “una situación lamentable”, ha dicho el senador José Cruz Pérez Lapazarán, quien ha lamentado que esto suceda a pesar de que el presidente aseguró que “el centro de la vida política iba a estar en las Cortes Generales” y a pesar también de que ya el anterior Gobierno del PP “firmó un compromiso para que la obra estuviera terminada en 2010” en el tramo del TAV Pamplona-Zaragoza.

Tras apuntar que reclamar un convenio para Navarra similar al de la Comunidad Autónoma Vasca “no es descabellado”, el senador ha asegurado que el problema radica en que “no hay voluntad política por parte de Zapatero ni el PSN tiene presencia en las decisiones del Gobierno de España”.

Esto ha hecho que no sólo Pérez Lapazarán pida “responsabilidad” a los dirigentes del PSN para defender “los intereses generales de Navarra” sino que también su compañera en la Cámara Alta, Amelia Salanueva, emplace a Rodríguez Zapatero a no venir a Navarra el próximo día 29 a “vender motos”.

“Si desde UPN reclamamos y exigimos se nos acusa de crispación y electoralismo, pero no nos vamos a someter a ese chantaje porque tenemos una responsabilidad”, ha apuntado para denunciar que no sólo en materia ferroviaria sino que en general “la inversión de Zapatero ha sido nula en Navarra”.

“Hay un déficit democrático importante en este Gobierno en el fondo y en las formas por el sectarismo con el que se trata a Navarra y por los incumplimientos, y el PSN está siendo complaciente con este sectarismo”, ha explicado.

Para la senadora “la pelota está en el Gobierno de España” ya que el de Navarra “ha facilitado propuestas de convenio y borradores de acuerdo» pero «la lealtad institucional de Zapatero ha sido nula”.

También ha subrayado que “Nafarroa Bai tampoco ha hecho nada” por apoyar la llegada del TAV a la Comunidad Foral ya que su diputada se ha situado “por encima del bien y del mal, ha acusado a los demás y su único compromiso con Navarra no pasa de vender un falso victimismo en materia de euskera y de atacar a UPN”, por lo que ha considerado que también esta coalición “tiene una gran responsabilidad en que el Tren de Alta Velocidad no llegue a Navarra”.