Descargas

Aprobada en el Senado la moción de UPN para que el Estado repare los daños de las inundaciones

Con el consenso de todos los grupos políticos, el Senado ha aprobado la moción de apoyo a las localidades afectadas por las inundaciones propuesta por el senador de UPN José Cruz Pérez Lapazarán. Éste ha mostrado su satisfacción por que haya salido adelante, aunque ha criticado que el PSOE pida aportaciones económicas a las Comunidades Autónomas afectadas, en especial Navarra, cuando la regulación de los ríos es competencia del Gobierno central.

La moción aprobada pide al Gobierno que, “en colaboración con la Comunidad Foral de Navarra, la Comunidad Autónoma de Aragón, la Comunidad Autónoma de La Rioja y la comunidad de Cataluña, así como las Administraciones afectadas, se adoptasen con carácter de urgencia todas las medidas necesarias para reparar y/o resarcir y hacer frente a los daños y a las consecuencias sufridas en las zonas afectadas por las inundaciones producidas por la crecida del río Ebro y sus afluentes tras la caída de las fuertes lluvias y nevadas de las últimas semanas”.

Además, se solicita al Ejecutivo “que se adopten cuantas medidas sean necesarias para la regulación y protección de los márgenes del río Ebro que sean indispensables para prevenir y aminorar futuras riadas”.

“Los principales daños causados por la crecida del río se han producido en Navarra, Aragón y La Rioja donde se ha hecho necesario desalojar cientos de viviendas, en diferentes localidades, y destruido y arrasado miles de hectáreas de cultivos o preparadas para su cultivo. Son decenas de miles las personas afectadas y perjudicadas”, ha aseverado el portavoz agrario del PP.

El senador navarro ha considerado que ante esta situación se hace urgente adoptar cuantas medidas sean necesarias para reparar los daños sufridos en las zonas inundadas y compensar a los afectados  por  la consecuencia de las fuertes lluvias caídas en las últimas semanas y que han ocasionado la crecida de este río y de sus afluentes.

Deficiente regulación y falta de nuevos embalses

Pérez Lapazarán ha recordado que la frecuencia de las inundaciones en el Ebro, prácticamente anuales en Navarra, demuestra la deficiente regulación y la falta de nuevos embalses que pudieran aliviar la situación de crecida.

“Los alcaldes de pueblos afectados y organizaciones económico-sociales han manifestado que en los últimos años se echan en falta limpiezas, dragados y mejoras en los diques de defensa que aseguren una mejor circulación de agua y una mas adecuada defensa de márgenes”, ha apostillado.

En este sentido, el senador navarro ha explicado que los afectados por la riada han criticado la falta de presupuesto de la Confederación Hidrográfica del Ebro para conservación del cauce del río y los problemas que se generan por supuestos problemas medioambientales que impiden el mantenimiento del cauce mas limpio que en la actualidad.

Para finalizar, José Cruz Pérez Lapazarán ha remarcado que, ante estas circunstancias, se hace necesario reflexionar sobre las crecidas y sobre la importancia del río Ebro. Sus especiales características hidráulicas le hacen singular al ser el más caudaloso y con la mayor cuenca hidrográfica de España, con un comportamiento irregular que multiplica por cien su caudal en unos pocos días y con una fuerza extraordinaria que provoca inundaciones en los puntos más débiles de  su cauce. Caudales de 2.634 m3 por segundo en Castejon (Navarra) como los pasados con la riada hacen necesario un tratamiento y una consideración muy especial.