Descargas

Discurso completo de Miguel Sanz

También a aquellos amigos que, sin vivir en Navarra, sentís Navarra como propia, porque todos somos miembros de esa gran realidad nacional que es España.
 
Aquí cabría decir bien alto y bien claro que Navarra no es patrimonio de nadie, sino de sus ciudadanos.  
 
Esta expresión sincera de la ciudadanía navarra no ha sido una manifestación contra nadie, sino un gran plebiscito ciudadano para expresar y dejar constancia de que Navarra es una realidad política innegociable.

La Navarra que hoy se ha dejado sentir es la Navarra foral, democrática y diversa que quiere ser libre de su destino político, que se siente cómoda con el Amejoramiento del Fuero y con la Constitución de 1978. Esa es  la opción política que defendemos, la que ha hecho posible la estabilidad y prosperidad de Navarra en estos últimos 25 años de progreso y bienestar.   
 
El respeto a nuestro Fuero y a los derechos de los ciudadanos, desde la pluralidad de sentimientos, culturas, e ideologías que conviven entre los navarros, es y será la mayor garantía de estabilidad, progreso y libertad para Navarra. Cualquier cambio en el régimen foral navarro sería un éxito para los terroristas.
       
Nuestra comunidad es el objetivo histórico de ETA y del nacionalismo vasco, pero cuidado con el lenguaje político. Los procesos negociadores permiten ir adaptando el discurso para utilizar el más adecuado en cada momento. Así, Batasuna ha pasado en sus reivindicaciones del todo o nada a ir paso a paso. Un día dice que sin Navarra “Nada de nada” y otro propone una autonomía vasco-navarra con procedimientos de aceptación del marco legal.

Lo saben muy bien todas las víctimas del terrorismo, que son nuestro ejemplo y nuestra referencia frente a la intolerancia.

Ante este panorama, nos encontramos con una realidad y es que, algunos podrán pensar que las recientes declaraciones del Presidente Zapatero sobre Navarra pueden tranquilizarnos respecto a sus intenciones sobre el futuro de nuestra Comunidad, pero nada más lejos de la realidad. El Presidente ha vuelto a reiterar que “Navarra es y será lo que los navarros quieran que sea dentro del marco de la constitución” y esto ya sabemos que no puede ser de otra manera en un sistema democrático.

¿Qué queremos oír los navarros del Presidente Zapatero? Pues queremos oír claramente que el Partido Socialista de Navarra no pactará un Gobierno con partidos nacionalistas que no respetan el régimen institucional de nuestra Comunidad y cuyo objetivo final es que Navarra se integre en la Comunidad Autónoma Vasca como la cuarta provincia.

Los navarros nos hemos manifestado hoy aquí para decir al Gobierno de España que queremos garantías de que Navarra será siempre una línea infranqueable en el proceso de negociación con ETA-Batasuna. Navarra en estos momentos es la pieza clave en la futura negociación con ETA y puede ser la pieza fundamental del futuro modelo territorial de España.
 
Queremos vivir en paz y mantener buenas relaciones con todos nuestros vecinos. Con vascongados, aragoneses, castellanos y riojanos, pero Navarra, queridos amigos, quiere ser Navarra y nada más que Navarra, sin admitir chantajes ni imposiciones. No queremos formar parte de ningún ente político, llámese Euskadi o Euskal Herria.  

Exigimos, por tanto, que en la llamada política del diálogo con ETA, nada ni nadie juegue con nuestro destino.

Exigimos que el Estado, y sobre todo quienes le representan en este momento histórico concreto, sean leales con Navarra, como Navarra lo es con el conjunto de España y sus representantes.

Frente al radicalismo suplantador de  ETA y su entorno, y frente a la falta de claridad del Presidente Zapatero, sólo queremos gritar bien alto que Navarra es Navarra y que no admitiremos imposiciones de nadie. Porque Navarra no es negociable.

       ¡Viva la libertad de Navarra!  ¡VIVA NAVARRA!.