Descargas

En mi nombre no

2º Si a ZP -en el mejor de los casos- los portavoces de ETA le han hecho creer que la cesión al chantaje en forma de concesiones penitenciarias, políticas o policiales le servirá para alcanzar la paz, ¿qué razón puede alegar el Presidente para no negociar con ellos el futuro político de Navarra si eso también –como le aseguran públicamente los terroristas- ayudaría a traer la paz? Sencillamente ninguna. El fin justifica los medios. Yo no me fío de ZP.

3º En otro orden de cosas, ¿qué tipo de sociedad estamos construyendo entre todos, para que De Juana Chaos –un individuo despreciable- sea considerado un héroe por una parte significativa de ella? Insisto, aquellas ideas políticas que consiguen envenenar las conciencias de la gente cegándoles su capacidad de discernir entre lo bueno y lo malo, deben ser combatidas.  En nuestra tierra esta falta de claridad moral está provocada por el nacionalismo vasco, ese mismo con el que el PSN ha obtenido pingües beneficios políticos en esta legislatura.

4º Para consumar esta fechoría, ZP se ha refugiado en el legalismo, (no todo lo que permite la ley es justo), y ha querido engañarnos otra vez citando antecedentes de excarcelaciones a enfermos terminales de ETA de gobiernos anteriores, que nada tienen que ver con este chantaje.

Qué razón tenía Sir WInston Churchill cuando advertía de su error a quienes pretendían cambiar paz por dignidad.