Descargas

¡Adivina, adivinanza!

4ª ¿Qué ha venido haciendo el PSN en Navarra? Lo mismo. Apoyarse en cualquier grupo independentista vasco para obtener las Alcaldías de Barañáin (retenida gracias al apoyo de una tránsfuga), Burlada, Estella, Sangüesa o Tafalla.

Y en estos casos bueno está que repitamos una vez más que las concejalías responsabilizadas de juventud, o cultura, o educación y deporte, todas ellas están siendo muy bien aprovechadas por los nacionalistas, en la dirección política que a ellos les interesa.

Es más, es sabido que el PSN en sus acuerdos para obtener estas alcaldías no ha establecido ninguna condición política a los partidos nacionalistas para que no extiendan el virus independentista a través de sus responsabilidades

5ª Sabemos también que el gobierno ha estado hablando con ETA de temas políticos, sabemos que el PSE ha hablado con Batasuna, largo y tendido. También sabemos que lo hace el Presidente de la CAV, aunque todos ellos callan muy oportunamente el contenido de lo que allí se habla.  Y somos conocedores –cosa que realmente nos preocupa- de que el PSN no ha pedido una sola explicación pública al gobierno de la nación sobre la posible negociación de Navarra en esas Mesas de Diálogo.

6ª Hemos conocido, porque lo repiten una y otra vez, que los nacionalistas vascos están como locos ante la posibilidad de pactar con los socialistas, y que éstos están aún más rabiosos (pj. denuncias Sr. Izco) esperando que los resultados impidan una mayoría absoluta UPN-PP que permita abrir ese “`pacto de progreso” ya ensayado en Navarra a nivel municipal y en el resto de España, en las Cortes, Galicia y Cataluña.

7ª Sabemos que en Galicia y Cataluña, los que se dicen socialistas, aplican políticas de corte nacionalista sin problemas de conciencia, políticas que limitan derechos (como no poder elegir estudiar en un centro público en castellano); que imponen injustas obligaciones (como tener que eliminar el nombre castellano de tu Restaurante); que establecen sanciones indecentes (como multar a un Restaurante por no tener una carta en Catalán) o que animan a la gente a denunciar de forma anónima al vecino si no usa “correctamente” el catalán.

Y si a los socialistas les parece correcto, democrático y saludable que se fomenten allí estas cosas, ¿por qué motivo no les va a parecer bien que las pongamos en marcha aquí en Navarra, desde el propio Gobierno de Navarra?

… Seguro que tú, que nos lees,  tienes alguna pista más.