Descargas

“Las víctimas no eran vascas”

  • Escucha las declaraciones del presidente de Juventudes Navarras, Sergio Sayas:


El Consejo de la Juventud de Euskal herria “trabaja en Euskadi y por los derechos de la juventud de Euskal herria”; el atentado de Barajas “sucedió en Madrid y las víctimas no eran vascas”, de esta forma, el Consejo eludió valorar el brutal atentado de ETA en el Parlamento Vasco. Juventudes Navarras ha denunciado que el Consejo de la Juventud de Navarra esté integrado en el de Euskal herria y que se preocupe “más por los presos de ETA y las ideas nacionalistas más radicales que por los problemas de los jóvenes”.

Por eso, el presidente de Juventudes Navarras, Sergio Sayas, ha anunciado que el programa electoral de UPN para las elecciones de mayo contará con el compromiso de crear un Foro de Debate Juvenil con todas las asociaciones de Navarra para fomentar el debate acerca de los problemas de los jóvenes.

Sayas ha defendido también que la labor del Gobierno de Navarra en materia de Juventud ha hecho de la Comunidad foral “una tierra de oportunidad y retos”. “Es la comunidad con menos desempleo de España, la que más invierte en educación por alumno, la que más vivienda de protección oficial construye y en la que menos ha subido el precio de la vivienda”, ha añadido.

Ha afirmado también que el balance “el Gobierno foral ha construido 3.000 viviendas por cada año de esta legislatura con lo que ha cumplido con el compromiso electoral de UPN”.

El presidente de Juventudes Navarras ha contrastado esta labor con la última propuesta del Ministerio de Vivienda para impulsar el uso de las viviendas protegidas en régimen de alquiler que “supondrá que los jóvenes tendrán que pagar 400 euros al mes sin opción de compra, por lo que dentro de 20 años no tendrán nada”.

Sergio Sayas ha afirmado que es necesario fomentar el alquiler de la vivienda, pero ha añadido que “en ningún caso debe hacerse como una imposición desde el Gobierno, sino como una decisión libre de los jóvenes”.

El Ministerio de Vivienda “empezó prometiendo 180.000 viviendas, pasaron a ser 180.000 actuaciones habitacionales, se convirtieron en minipisos de 30 metros, y acabaron siendo unas zapatillas para que fuésemos corriendo al mercado libre, porque en el mercado de la protección no habían hecho absolutamente nada”, ha concluido.