Descargas

Lapazarán: “El mundo rural no necesita discursos de buenas intenciones, sino propuestas concretas”

UPN ha lamentado que el director general de Desarrollo Rural del Ministerio de Agricultura, Francisco Amarillo, no haya aprovechado su visita a Navarra para plantear “siquiera una solución real a los problemas de los agricultores de la Comunidad Foral”.

El senador y secretario de Desarrollo Rural de UPN, José Cruz Pérez Lapazarán, ha asegurado que “esta actitud resulta todavía más reprobable si analizamos el permanente acoso del Gobierno central a los agricultores y ganaderos navarros, que han visto desaparecer gran parte de los Fondos Europeos de Desarrollo por culpa de un reparto sectario desde Madrid”.

Como ha venido denunciando UPN en los últimos meses, “los criterios políticos han primado sobre los técnicos en el reparto de fondos, lo que ha provocado que nuestra comunidad pierda más que la media española”.  Por eso, Lapazarán también ha hecho hincapié en el papel del Fernando Puras, “que al lado del director general, ha hecho un flaco favor a los agricultores navarros que hubieran agradecido un discurso más comprometido con sus problemas y menos destinado a la galería y a vender humo”.

Según el senador navarro, “Puras debería haber exigido respeto a nuestra comunidad y una solución ante la marginación que sufre Navarra, pero ha preferido la foto con un representante del Ministerio, que sigue incumpliendo las demandas del Senado, presentadas por UPN, para lograr una compensación, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, por la pérdida de Fondos de Desarrollo”.

“El indispensable mundo rural navarro no necesita un discurso cargado de buenas intenciones, sino propuestas concretas y proyectos reales y tangibles”, ha asegurado. En palabras de Pérez Lapazarán, “los agricultores necesitan una solución a los gravísimos problemas del sector vinícola, iniciativas para mitigar las pérdidas de cuota láctea o que se concrete en los PGE la inversión estatal para nuevos regadíos; no discursos vacíos y autocomplacientes que no hacen sino aumentar la desconfianza del medio rural en su futuro”.