Descargas

Miguel Sanz reivindica en la Conferencia de Presidentes el desarrollo de Navarra en I+D+I

El presidente Miguel Sanz, defendió en la Conferencia de Presidentes el desarrollo de la Comunidad foral en investigación, desarrollo e innovación, “a pesar de la escasa cooperación de la Administración central”, y también reivindicó la política de trasvases de ríos en materia de agua, en vez de la apuesta actual por las desaladoras. Además, destacó el papel de los inmigrantes en Navarra, que lejos de suponer un problema “han sido solución”.

Sanz recordó los planes tecnológicos de Navarra y la inversión realizada por su Gobierno en los últimos años con el objetivo de que equivalga al 1,9% del gasto per cápita a finales de este año. “Navarra está a la cabeza de la inversión pese a que seguimos siendo la Comunidad autónoma que menos recibe de los Fondos Estructurales”, dijo el presidente.

En este sentido, el presidente navarro aseguró que quiere fomentar la cooperación para que no se repitan situaciones como la de 2005, cuando el Gobierno foral se encontró con la sorpresa de que se había aprobado en los Presupuestos del Estado “mediante pacto del PSOE y el PNV” la creación de un centro de artes gráficas en Estella, “sin comunicar al Gobierno de Navarra nada y sin ver si tenía encaje en los planes tecnológicos de Navarra”.

Miguel Sanz también abordó uno de los temas centrales de la Conferéncia: el agua. A este respecto, defendió la combinación Itoiz-Canal de Navarra y la política de trasvases impulsada por el Gobierno anterior. “No compartimos la derogación porque fue unilateral”, explicó, para añadir que no sirven las desaladoras a cambio de los trasvases.

Sanz destacó que Zapatero afirmó que las plantas desaladoras, antes de que acabe la legislatura, permitirán 570 hectómetros cúbicos de agua cuando Itoiz, solamente para Navarra, regula 470 hectómetros cúbicos. “Que nadie piense que las plantas desaladoras son la panacea”, dijo.

En cuanto a la inmigración, hizo hincapié en que en Navarra no es un problema “sino que ha sido la solución” y en que los inmigrantes, un 10% de la población, aportan casi el 3% del producto interior bruto. “Y se han integrado de manera total y absoluta”, señaló.

El presidente navarro reiteró que la Comunidad foral sigue dispuesta a alojar en sus pisos de acogida a inmigrantes subsaharianos que llegan a Canarias, y que “están vacíos, porque no nos están mandando inmigrantes”.