Descargas

Navarra pone en marcha el Plan de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres

También se han presentado los estatutos del Instituto Navarro para la Igualdad, aprobados en fechas recientes por el Gobierno de Navarra, antes denominado Instituto Navarro de la Mujer.

Esta nueva denominación se fundamenta en que son políticas de igualdad lo que este organismo gestiona y, aunque en parte de ellas son destinatarias las mujeres, es fundamental la participación de los hombres en las mismas. Las mujeres, en cuanto que persisten las desigualdades y discriminaciones, serán beneficiarias de acciones positivas pero es toda la sociedad a quien se orienta la acción con el fin de fomentar la corresponsabilidad y participación de ambos sexos en todos los ámbitos de la vida en igualdad de condiciones.

Partiendo de que es la sociedad y en primer lugar son las Administraciones Públicas quienes deben asumir en sus agendas los compromisos de actuación para incorporar el principio de igualdad, el planteamiento de transversalidad de las políticas de igualdad requieren que el organismo de igualdad de la Comunidad Foral de Navarra pueda tener el liderazgo adecuado para impulsarlas y la capacidad técnica para ello. La presencia del Instituto en los Comités de Seguimiento de los programas cofinanciados por la Unión Europea requiere de un organismo solvente y con posibilidad de incidir de manera efectiva en el cumplimiento de la prioridad horizontal de igualdad de oportunidades, tal como señalan los Reglamentos dictados. Educación, Salud, Cultura, Vivienda, Empleo, Bienestar Social, Deporte, Hacienda, Transporte y Obras Públicas son ámbitos propios de la igualdad de oportunidades y son los Departamentos cuando planifican, cuando elaboran normas y leyes, cuando presupuestan, quienes deben asumir objetivos y propuestas que incorporen el principio de igualdad.

La puesta en marcha del I Plan de Igualdad de Oportunidades para Mujeres y los Hombres de la Comunidad Foral de Navarra, cuya ejecución está prevista entre los años 2006 y 2010, requiere de compromiso, de voluntad política y de la participación e implicación. No se puede avanzar de forma aislada en materia de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres, sin tener en cuenta las necesidades, expectativas e intereses de la ciudadanía, sin prever acciones coordinadas y coherentes que repercutan en la calidad de vida y el bienestar de las personas.