Descargas

Mentiras y verdades una a una

¿ACOSO?

Ahora, acusan al alcalde de “acoso y derribo” al concejal Jacoste (PSOE) por exigirle, como a los demás vecinos, el cumplimiento de la ley, ya que la obra que realizó no se ajusta a la licencia concedida.

El PSOE reconoce que la obra de Vicente Jacoste no se ajusta al proyecto y por tanto a la licencia concedida y pretende que, por ser de su partido, no se le aplique la ley como a cualquier vecino: a esto le llaman "ACOSO Y DERRIBO". Esa es la “vara de medir” que le solicitan al alcalde, debiera darles vergüenza hacerle esa solicitud, cuando ellos lo han denunciado falsamente (como así consta en el auto judicial) por prevaricar a favor de su concejal. No ha habido ningún trato de favor al concejal de UPN y se le ha exigido lo mismo que a Vicente Jacoste, incluida la fianza. En ambos casos se ha exigido lo que dicen los informes realizados por técnicos externos al ayuntamiento y de reconocido prestigio en Navarra, y que el PSOE los conoce porque los ha leído. Lo que quieren es que el Alcalde mire para otro lado ante la irregularidad urbanística cometida por su concejal Sr. Jacoste.

VARIANTE Y CAÑADA

El trazado de la circunvalación y la delimitación de la cañada, que además contó con el acuerdo de los propietarios, no los ha decidido el alcalde sino que fueron aprobados por unanimidad, con los votos del PSOE, y con informes de los técnicos en el pleno municipal.

UPN se presentó a las elecciones municipales de 2003 con varios compromisos entre los que destacaba la construcción de la variante y obtuvo el respaldo mayoritario del pueblo de Buñuel. Desde entonces hemos trabajado para que se realizara la obra (entre otros motivos porque UPN cumple). El grupo municipal del PSOE no ha tenido ninguna iniciativa hasta que se iniciaron los trámites y vieron que la circunvalación se iba a realizar. Entonces empezaron todos los movimientos en contra (desde la recogida de firmas hasta la utilización de la cañada) para frenar la obra porque únicamente la iba a impulsar UPN.

El acta del pleno  de 22 de mayo de 2002 demuestra que la circunvalación se ha hecho con el trazado aprobado por unanimidad  (con los votos del PSOE). Y como se puede comprobar en el acta del pleno municipal de 30 de mayo de 2006, se ha decidido de acuerdo con los propuestas de los técnicos de Obras Públicas y de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra.

LA CIRCUNVALACIÓN

ES LA ÚNICA CIRCUNVALACIÓN QUE SE PUEDE HACER EN ESTE MOMENTO
 
1. Porque es la que marca el Plan Municipal con sus votos a favor.

2. Porque no está incluida en el Plan de Carreteras aprobado en su día por el Parlamento de Navarra, y si no se hace ahora  se retrasaría como mínimo entre 10 y 15 años.

3. Al no estar en el Plan de Carreteras sólo puede financiarse por convenio entre las dos administraciones. En este caso, el ayuntamiento aporta unos 55 millones y el Gobierno cerca de 200 millones de pts. La obra sin duda merece la pena.

4. Cuando termine la obra todos los vecinos comprobarán que la seguridad será mucho mayor tanto en su acceso al bosquete, como al cementerio y sobre todo dentro del pueblo, ya que  está fuera del casco urbano y evitará el paso de camiones.

LA CAÑADA

La delimitación de la cañada se ha realizado en aplicación tanto del acuerdo del Ayuntamiento, como del acuerdo amistoso entre propietarios, y siempre según la dirección de los técnicos del Gobierno de Navarra (no como dice el PSOE por el alcalde) y las coordenadas marcadas por los técnicos de la empresa Cintec Consultine e Ingeniería.

La cañada no se ha desplazado hacia ningún sitio (como dice el PSOE). Se ha trazado conforme a la documentación más antigua existente, porque los propietarios afectados lo consideraron lo más justo para sus derechos e intereses, y así lo acordaron por escrito.

Los m2 de cañadas ocupados por la carretera no se le han pagado a nadie, y el resto de ocupación a todos los que han querido cobrar.