Descargas

Sanz asegura que la política de Zapatero es “sectaria” con Navarra y critica la ambigüedad del PSN

El presidente de UPN, Miguel Sanz, afirmó ayer, durante la fiesta de Navidad del partido, que la política de José Luis Rodríguez Zapatero es “sectaria” con Navarra, porque la Comunidad foral “le importa un bledo” con tal de “pasar a la historia como el presidente que acabó con el terrorismo, aunque sea a costa de los navarros y de Navarra”.

Sanz recordó que la política del PSN “la van a decidir desde Madrid”. “¿Y qué credibilidad nos da a nosotros quien ostenta la alta responsabilidad de España, el presidente Zapatero?”, se preguntó.

El presidente regionalista explicó que la negativa a que Navarra pueda impulsar el Tren de Alta Velocidad, como ha hecho el País Vasco, es una muestra más de sectarismo con nuestra comunidad. “Exigimos el mismo trato”, reclamó, porque Navarra ha sido “leal, garante de la unidad constitucional, muralla contra las pretensiones del nacionalismo y motor del desarrollo económico y social de España”, apuntó el presidente.

También subrayó, frente a las críticas que le dirigen los socialistas, que “demandar lo que corresponde no es generar crispación”. Según Miguel Sanz, UPN y CDN son las únicas formaciones que garantizan el régimen foral de Navarra. “Esto nos obliga a todos, a vosotros”, dijo dirigiéndose a los afiliados de su partido, “a transmitir boca a oído, ciudadano a ciudadano, esa seguridad que sólo ofrecen nuestros partidos. Todo lo demás es inseguridad e incertidumbre sobre el futuro de Navarra”.

Sanz criticó la “ambigüedad” de los socialistas navarros a la hora de hablar de futuros pactos postelectorales y señaló que “el tiempo pone a cada uno en su sitio”. El presidente regionalista aseguró que el PSN está “del lado del oportunismo político que le ha llevado a cambiar en virtud de sus intereses electorales”. Recordó que a finales de los 70 destacados dirigentes socialistas navarros llevaban camisetas que decían Nafarroa Euskadi da. “Como no les daba votos, se hicieron después más navarristas que nosotros”.

También explicó que años después el PSN gobernó con EA “y no les importó que en la mesa del despacho de un consejero estuviera la ikurriña”. “Ahora dicen que pueden pactar con unos o con otros. Es decir, pueden estar "en misa y repicando" y eso es imposible”.