Descargas

Discurso de clausura de Alberto Catalán, secretario general de UPN

"Más cerca de las personas" es el lema  que hemos elegido para esta Convención porque define perfectamente el objetivo fundamental que perseguimos como es poner en valor político real la importancia de la cercanía de las administraciones públicas a las personas y  las más próximas a los ciudadanos son, sin duda, las entidades locales. Por eso, constituye un motivo de especial satisfacción ver hoy aquí esta amplia representación de los ayuntamientos de Navarra, que abarca a todos los rincones de nuestra geografía, y que ningún otro partido político es capaz de  reunir.

PORQUE SOMOS LOS MÁS CERCANOS

UPN siempre ha defendido en su acción política esta proximidad de las Administraciones Públicas a las personas porque es garantía, en la mayoría de los casos, de un mejor conocimiento de sus necesidades, de sus aspiraciones, de las circunstancias en que viven… Porque esta cercanía fortalece la democracia al propiciar una implicación más directa de los ciudadanos en la resolución de los problemas que les afectan y ofrece una mayor transparencia en la gestión de los asuntos públicos y añade más posibilidades de eficacia y eficiencia a la misma.

De tal manera creemos en ello, que UPN es la formación política con  mayor número de corporativos y, por tanto, el partido que ha asumido mayores responsabilidades en el ámbito municipal. A  través  de vuestras actuaciones, somos el partido que atesora una más amplia y profunda experiencia en la gestión municipal y en el ejercicio de las políticas municipales. Por eso, en estos momentos en que se habla de dar un nuevo impulso a la administración local y se plantea como necesaria una reforma que la modernice, UPN está en condiciones de proponer un modelo de pueblo o de ciudad que apueste y responda a  políticas pensadas por  y  para las personas.

Amigos y amigas, no puedo dejar pasar la ocasión de agradeceros, en mi condición de Secretario General y, por tanto, en nombre de todo el Partido, el encomiable e impagable servicio que con vuestro abnegado trabajo venís prestando al conjunto de la sociedad a lo largo de estos difíciles años y que os convierte, por ello, en el mejor aval que UPN puede presentar ante los navarros.

NUESTROS COMPROMISOS IRRENUNCIABLES

Como sabéis, esta convocatoria ha venido precedida de varias sesiones de trabajo en las que han participado alcaldes y concejales agrupados en función de las características de sus municipios, con el fin de ir preparando los temas que hoy hemos tratado y fijando los criterios políticos que debieran orientar esta Convención de Política Municipal. Por lo que las propuestas no han surgido de un gabinete de publicidad sino que responden a las inquietudes que, sin duda, compartís muchos corporativos – incluso de partidos diferentes – y que reflejan situaciones con las que topáis en el trabajo diario.

Pero, una vez de haber abordado los temas concretos de la Convención, me atrevo a proponeros  que como una de las conclusiones del día de hoy  sea la de ratificar todos juntos, una vez más, de manera solemne y pública, el compromiso inquebrantable de los hombres y de las mujeres de UPN con Navarra, con la defensa de nuestra realidad institucional, con la defensa, ya desde el ámbito municipal, de los valores de libertad, de igualdad y de solidaridad que guían nuestro quehacer político diario.

Porque, nadie mejor que vosotros y vosotras, alcaldes y alcaldesas, corporativos todos, que ocupáis los puestos de vanguardia al servicio de vuestros convecinos, puede  hacer más creíble  este  compromiso ante la sociedad.

Y próximas las elecciones municipales, amigos y amigas,  también queremos repetir  bien alto y claro que los hombres y mujeres de UPN no vamos a faltar a la cita, que nos comprometemos, una vez más, a seguir trabajando para hacer de cada uno de nuestros pueblos el lugar donde todos, niños, jóvenes, familias, mayores…, encuentren el espacio para su desarrollo personal y social, en el marco de una convivencia libre, abierta y solidaria.

Somos conscientes de los nuevos retos que tenemos por delante y que vosotros, conocéis muy bien. Porque, si se puede decir que UPN en su conjunto ha contribuido de manera destacada al  desarrollo económico y social que sin parangón con otras épocas  ha experimentado Navarra en los últimos años, también se debe decir que vosotros habéis estado en la primera línea de la exigencia y del trabajo. No sería justo olvidar o negar la importante aportación que  han realizado  los ayuntamientos a este proceso. El Gobierno de Navarra así lo ha reconocido y ahí están  las iniciativas que ha tomado al respecto,  unas orientadas a modernizar la institución municipal y su funcionamiento y otras, en orden a considerar como se merece el papel que los corporativos desempeñan. Iniciativas que por cierto nos han hecho ser, una vez más, pioneros e innovadores en España.

NUEVOS TIEMPOS, NUEVAS RESPUESTAS

En este sentido, es cierto que deberemos plantearnos modificaciones de carácter institucional  profundizando en el espíritu y previsiones que contempla la Constitución de 1.978 en orden a la relación entre las administraciones públicas – descentralización – y del cumplimiento del principio de subsidiaridad que también propugna la UE. Reservas de tipo ideológico, nosotros no tenemos ninguna, y voluntad política nos sobra, por lo que haremos lo que haya que hacer, siempre pensando en el mejor servicio a las personas.

En cuanto a las relaciones entre administraciones, UPN siempre ha apostado   decididamente por una relación de lealtad y de confianza entre el Gobierno de Navarra y los ayuntamientos, por una relación  plena de madurez, de estrecha colaboración, como corresponde a la solidaridad que deben manifestarse dos instituciones que comparten  el compromiso de mejorar permanentemente el bienestar de los ciudadanos. Un  ejemplo del diálogo permanente entre ambas administraciones son los consensos y acuerdos alcanzados en las iniciativas legislativas que afectaban directamente a las Entidades Locales navarras y que el gobierno ha dialogado, negociado y consensuado con los representantes de los municipios y concejos de Navarra.

De las bases que UPN propone para abordar la reforma ha hablado Jerónimo Gómez, con una larga trayectoria municipalista y actualmente Presidente de la FNMC. En su intervención, se han expuesto las pautas a seguir para dotar a las entidades locales de Navarra de las capacidades legales y financieras que les permitan afrontar con eficacia y eficiencia las  responsabilidades  que ya tienen encomendadas o las nuevas que puedan asumir.

Las entidades locales necesitan un sistema de financiación que les permita atender las demandas de sus vecinos y abordar  proyectos de desarrollo a medio y a largo plazo, programas sociales, etc., en el marco de una suficiencia y estabilidad financiera que deberá estar en sintonía  con  el principio de corresponsabilidad.

Dicho esto, sin embargo convendréis también conmigo en que es una realidad innegable el cambio que han experimentado nuestras localidades durante los últimos años. A nivel de infraestructuras, de dotaciones, nos situamos en parámetros europeos, así como en el cumplimiento de las normativas emanadas de UE: somos, por ejemplo, la única Comunidad española que cumple en materia de depuración de las aguas. También debemos resaltar la importancia que tienen las vías de comunicación que se han realizado o se están llevando a cabo para mejorar las condiciones de vida de los núcleos pequeños de población o proyectos como el Plan del Pirineo que pueden ser decisivos para el desarrollo económico y la consolidación de  la población en estas localidades.

LAS PERSONAS, EL CENTRO DE NUESTRA ACTUACIÓN.

Por eso, nuestro propósito como Partido pasa ahora por situar el concepto de gestión municipal en un horizonte más amplio, ¿más exigente, quizás?, en definitiva, más en consonancia con las nuevas sensibilidades y valores emergentes que se manifiestan en la sociedad. "MÁS CERCA DE LAS PERSONAS", decimos. Lo cual nos lleva a superar, en alguna medida, ese concepto de ayuntamiento más apegado a la condición de mero administrador de recursos, para aproximarnos al que implica y supone una mayor iniciativa política, buscando darle a nuestra gestión un valor político añadido.

Así, pues, los ayuntamientos gobernados por UPN deberán prestar más atención a objetivos enmarcados en el desarrollo sostenible; en proyectos específicos de política medioambiental, en  estrategias a favor del clima o en la promoción entre los vecinos de hábitos saludables, por ejemplo.

Realizar  propuestas concretas en materia de solidaridad, con nuestros vecinos, y colaborando en programas de solidaridad internacional, sin olvidar la solidaridad intergeneracional, respecto a la que también deberemos sensibilizarnos más cada día: el buen hacer de hoy es la mejor garantía del bienestar de mañana. El futuro de nuestra localidad  tiene que ver con la herencia recibida.

Hay que insistir en políticas decididas de integración dirigidas a personas con discapacidades físicas, psíquicas o sensoriales; garantizar a todas las personas la accesibilidad: la edad no debe ser tampoco un obstáculo para la convivencia.

Debemos dar la mejor respuesta al objetivo que supone la plena incorporación de los inmigrantes a nuestra sociedad, y éste es un proceso abierto e ineludible que debe tener consecuencias positivas.

Porque, amigos y amigas de UPN, en la gestión municipal, debemos ser ambiciosos, hasta perfeccionistas, diría yo, en materia de políticas sociales: en este sentido,  quiero recordar que recientemente se ha aprobado la Ley Foral de Servicios Sociales y ahí tienen que estar las corporaciones de UPN en la vanguardia de su cumplimiento y desarrollo, mano a mano con el Gobierno de Navarra. Un buen reto para la próxima legislatura.

Temas transversales como las políticas de igualdad, conciliación de la vida laboral y familiar, por ejemplo, hay que abordarlas con decisión. Promover políticas activas de empleo, impulsando programas de iniciación profesional, pensando en los jóvenes y en las mujeres, son otras tantas posibilidades. Impulsar y favorecer la incorporación de los ciudadanos a la sociedad de la información es un objetivo irrenunciable.

Nuestra apuesta por la competitividad de nuestros ayuntamientos, es decir, por la calidad, para que todos los aspectos de la gestión municipal respondan a criterios de exigencia en su funcionamiento y de optimización de los recursos.

Me he detenido, quizás, en exceso, en enumerar estas cuestiones con la única intención de ofreceros un recordatorio, no con la pretensión de descubriros nada nuevo. Pero sí estoy convencido de la conveniencia de que estos objetivos tengan una acogida prioritaria en nuestros programas municipales, ante las próximas elecciones. Y no me he referido a otras políticas ya consolidadas como pueden ser la promoción de suelo industrial, vivienda, cultura, etc…

NUESTRAS SEÑAS DE IDENTIDAD

Es evidente que desde los ayuntamientos de UPN vamos a trabajar decididamente por avanzar día a día en los niveles de bienestar del conjunto de la sociedad y de cada una de las personas, en particular, sin exclusiones de ningún tipo y, tampoco, por el lugar de residencia, sea éste el medio rural o urbano. Porque quiero resaltar  que cuando desde UPN hablamos de modelo de pueblo o de ciudad, nos estamos refiriendo a un modelo de convivencia basado en la solidaridad, en el trabajo de todos para todos, como corresponde a nuestro concepto de persona y a nuestra apuesta en favor  de una sociedad de valores.

En este sentido, hemos tenido la oportunidad de escuchar propuestas concretas para Pamplona, por parte  de la alcaldesa Yolanda Barcina; iniciativas para la Comarca, por boca de Luis M. Iriarte, alcalde de Zizur Mayor; objetivos a cubrir en las cabezas de Merindad, a cargo del alcalde de Tudela; aspiraciones de nuestros pueblos "grandes", en palabras de la alcaldesa de Peralta, Sagrario Guenduláin; las reivindicaciones de nuestros pueblos "pequeños", de la Montaña, de los concejos, por parte de Begoña Sanzberro, concejal del ayuntamiento de Baztán.

LA SOCIEDAD, NUESTRA MEJOR ALIADA

Faustino León, nos ha hablado del compromiso de UPN  con el impulso que debemos dar a la participación ciudadana en relación con la gestión municipal. La cercanía a las personas, que propugnamos, pasa por fortalecer los cauces de participación de éstas en la definición de las políticas municipales.

Una democracia de calidad exige un diálogo permanente con la sociedad y la participación ciudadana no es sólo un derecho fundamental recogido en la Constitución, sino un elemento clave para conectar la acción de gobierno con las necesidades de las personas.

En esta línea, se enmarca también la política informativa que ya venimos aplicando desde los grupos municipales de UPN, a través de los boletines informativos. Nunca insistiremos lo suficiente en su conveniencia, aunque en ocasiones podamos considerar este esfuerzo como inútil, que nunca lo es.
 
Desde UPN, consideramos que la transparencia en nuestras actuaciones es una obligación que los cargos públicos contraemos desde el momento en que accedemos a las responsabilidades institucionales. Y nosotros, lo proclamamos por convicción, no como otros, que lo hacen por estrategia, y a las primeras de cambio, quedan en evidencia, como ha sucedido recientemente en algún ayuntamiento navarro dirigido por quienes cuanto más predican, menos fieles tienen.

Nosotros no tenemos nada que tapar, esos ocultismos se los dejamos a los tripartitos o cuatripartitos, y ahí andan, tapándose o perdonándose las vergüenzas unos a otros, y ejemplos de ello podríamos poner. Hasta querían tapar, mirando hacia otro lado, el atentado de ETA en Barañáin contra un concejal de UPN.

Lo cierto es, que el medio natural de la corrupción es el oscurantismo. Huyamos de él como de la peste. No olvidemos que nuestra credibilidad como políticos está vinculada radicalmente a la transparencia. Los ciudadanos nos piden eficacia, sí, pero también transparencia, responsabilidad y coherencia. Pueden perdonar errores, pero nunca mentiras.

Para nosotros, un ayuntamiento también está llamado a educar en valores a los ciudadanos, si no, no podremos hablar nunca de una buena gestión,  por mucho que se  haga grandes inversiones en polideportivos o casas de cultura.

SOLIDARIOS CON LOS DEMÓCRATAS

Por último, amigos y amigas, compañeros todos de UPN, queremos proponeros que al término de esta CONVENCIÓN DE POLÍTICA MUNICIPAL “Más cerca de las personas” hagamos un pronunciamiento de apoyo a todos los cargos municipales de Navarra y de España, de todos los partidos democráticos y de los grupos independientes, que por culpa del comportamiento inadecuado de algunos, verdaderas excepciones, pueden ver  hipotecada su credibilidad y puesta en tela de juicio su honestidad. Que sepa la sociedad que puede confiar plenamente en la institución municipal, en los cargos públicos, en los funcionarios locales, pues, en su inmensa mayoría actúan, con honradez, según criterios éticos y morales, y bajo la más estricta democracia y transparencia.

Sin más, gracias por vuestra atención, gracias por vuestra presencia hoy aquí, gracias por vuestro trabajo. Gracias en nombre de UPN y gracias en nombre de los demócratas y los defensores de la libertad.