Descargas

La mala gestión de Vázquez la pagamos todos los vecinos

Otro ejemplo, la reforma de la Casa Sor Mónica. El presupuesto de ejecución de la obra, terminada en 2005, era de 60.000 €, pero al final el gasto total ha sido de 80.335,53 €, con una desviación de un 34%. Se han realizado obras complementarias sin informar al pleno y sin su preceptiva aprobación y modificación presupuestaria.

El PSN pretende construir un   GIMNASIO para lo cual el ayuntamiento tiene que pedir un crédito de más de 94.000 euros. El coste final del proyecto asciende a 157.632 euros, y un 40% lo subvenciona el Gobierno de Navarra. Pero hay otras inversiones más importantes y urgentes que acometer. UPN propone cerrar y acondicionar el frontón,  lo que permitiría utilizarlo para multitud de actividades durante todo el año. Su coste sería el mismo que el que tiene que aportar el ayuntamiento para edificar el gimnasio.  Además, es inadmisible que la única justificación para realizar esta inversión sea que el “PSN lo lleva en su programa”, según afirmó el alcalde.

No entendemos las prisas por derribar la ‘Bodega del Marqués’ ya que no se piensa hacer  nada en el solar de forma inmediata. La explicación del alcalde es que alinear la calle es una prioridad para él. El presupuesto total para su ejecución suma 52.778 €.

UPN propuso que se derribara cuando hiciese realmente falta para la construcción de alguna instalación municipal y entonces se aprovechara para alinear la calle. Realizar gastos innecesarios no conduce a sanear las cuentas municipales, sino que hipoteca el futuro de nuestro pueblo, porque reduce, si no las anula, las posibilidades de inversiones futuras.

El ayuntamiento va a solicitar un crédito de 321.669 € (53,5 millones ptas.) para afrontar la construcción del gimnasio, el derribo de la Bodega, la renovación de las calles, el mirador de Eras Altas y la ampliación del Cementerio. Si a este crédito se le suma la deuda existente, otros 811.203€  (135 millones ptas.), el endeudamiento municipal va a superar el millón de euros. Así las cosas y para que nos hagamos una idea, toca a 985 euros por persona. Aunque refinacien la deuda, van a dejar la hacienda municipal en bancarrota. En 2005 el déficit ya fue de más de 21.000 euros.