Descargas

El voto contrario de Chivite impide que se adelanten las obras del Tren de Alta Velocidad en Navarra

Los tres senadores han calificado los PGE de “muy negativos para Navarra, sectarios y mentirosos”. Salanueva ha criticado que el PSOE no ha aprobado ni una de las 45 enmiendas por valor de más de 200 millones de euros que UPN había presentado en el debate de los Presupuestos en el Senado para intentar corregir la ridícula inversión que contemplaban para la Comunidad Foral e impulsar las infraestructuras necesarias para su desarrollo.

El PSOE, “además de no hablar claro sobre el futuro de Navarra, tampoco quiere invertir ni comprometerse con el futuro de los navarros”, ha lamentado, y ha apuntado que Navarra es la comunidad en la que “menos invierten por habitante”.

“Lo más grave, -ha resaltado- es que el PSOE no sólo no ha presentado enmiendas alternativas para atender las verdaderas demandas y necesidades de los ciudadanos navarros, sino que su única aportación han sido cuatro enmiendas firmadas conjuntamente con el PNV para destinar 800.000 euros a ikastolas de la zona no vascófona de Navarra”.

Salanueva ha calificado este hecho como “muy revelador”, porque “podían haberse limitado a apoyarlas”, y que “evidencia que en 2007 el PSN pactará con los nacionalistas en Navarra”.

La senadora regionalista ha asegurado que el PSN “no puede seguir mintiendo a los navarros” y ha recordado que  “se ha demostrado que en Navarra dicen una cosa pero a la hora de plasmar sus compromisos con hechos hacen todo lo contrario, opta por plegarse a los intereses partidistas en lugar de defender las demandas de Navarra”.

En este sentido, ha explicado que en el Parlamento de Navarra aprobaron junto al resto de los grupos una propuesta en el debate del estado de la Comunidad para que aumentaran las inversiones del Estado y se impulsaran infraestructuras como el TAV o las autovías fundamentales para el desarrollo de la Comunidad Foral.

Además, ha denunciado que el PSOE ha rechazado la enmienda adicional para que Navarra pudiera agilizar las obras del Tren de Alta Velocidad descontando la inversión de su aportación en el Convenio, algo que si permite al País Vasco.

Por su parte, José Iribas ha señalado que “esta infraestructura representa bienestar, comunicación, y desarrollo socioeconómico y pese a que es vital para el futuro de Navarra es la única Comunidad en la que el Estado todavía no la ha impulsado”.

El senador de UPN ha sido muy crítico con la actuación de las formaciones nacionalistas, “que en un asunto tan esencial para Navarra dividieron sus votos,  pero eso sí, planteando la mayoría en contra con un solitario voto a favor”, ha ironizado. “Resulta evidente la falta de cohesión de su coalición electoral y que su único objetivo es conseguir el Gobierno de Navarra para sus intereses políticos y no para servir a los ciudadanos”, ha asegurado.

Finalmente, José Cruz Pérez Lapazarán ha manifestado que en otro aspecto importante para Navarra, el desarrollo rural, el Gobierno de Zapatero también ha demostrado “su sectarismo y su desprecio a Navarra”.

Así, ha puesto ejemplos “claros y concretos” de ello,  como el reparto de los Fondos Europeos de Desarrollo Rural, “que el Gobierno de Rodríguez Zapatero ha distribuido en un 76,5 % entre las siete Comunidades gobernadas por su partido, dejando para las diez restantes, entre ellas Navarra, sólo el 23,5%”.

Al respecto, ha recordado que la Comunidad Foral ha recibido 112 millones de euros para este periodo, 16 millones menos que en el anterior y ha criticado que el PSOE, incluido el senador Chivite (PSN), “votó en contra de las enmiendas que presentaron para paliar este injusto y sectario reparto”.

Asimismo, ha citado el rechazo de las enmiendas presentadas por UPN para incrementar la inversión en los centros tecnológicos de la Comunidad Foral, entre ellos el CT Agrario de San Adrián, ante los incumplimientos de los convenios de financiación firmados con el Estado.