Descargas

UPN pide al Gobierno central que se comprometa a respetar el estatus jurídico de Navarra

Los diputados de UPN han presentado una moción en la que manifiestan que ante las informaciones que se han ido conociendo sobre negociaciones políticas que pueden afectar al futuro de Navarra solicitan que la Cámara Baja pida al Gobierno central que deje bien claro que está dispuesto a respetar las resoluciones del Congreso de los Diputados y que, por tanto, no aceptará la constitución de ninguna mesa de diálogo para debatir con los apoderados de la banda terrorista ETA o bajo la tutela de la banda terrorista ningún nuevo estatus jurídico para el País Vasco y Navarra.

Asimismo, afirman que ningún grupo terrorista ni ningún partido político que apoye la práctica de la violencia o se sostenga en ella para conseguir sus fines está legitimado para erigirse en representante del pueblo de Navarra. En consecuencia, rechazan toda posibilidad de que ETA, o cualquier organización respaldada por la misma, sea reconocida en negociaciones políticas que pretendan condicionar el desarrollo libre del sistema democrático en general y el propio de Navarra en particular.

Con esta moción se pretende lanzar un mensaje de tranquilidad a la sociedad navarra, dejando bien claro que el Gobierno no permitirá que nadie suplante la voluntad de sus instituciones ni se negocie el futuro de Navarra en ninguna mesa o foro extraparlamentario.

La moción, que el Congreso debatirá el 12 de diciembre, tiene 5 demandas concretas al Gobierno de Rodríguez Zapatero:

1. Admitir que no está legitimado para formular ninguna declaración política de reconocimiento de la existencia de una supuesta nación denominada Euskal Herria, integrada por siete territorios, entre ellos Navarra, tal y como pretende la banda terrorista ETA y su entorno.
2. Rechazar la pretensión de constituir una mesa “agentes” políticos, sociales, económicos y sindicales o de cualquier otra naturaleza, para acordar un nuevo marco o estatus político conjunto para la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra, por cuanto la representación democrática del pueblo vasco y el pueblo navarro reside única y exclusivamente en las instituciones reconocidas por la Constitución, el Estatuto de Guernica y el Amejoramiento del Fuero.
3. Rechazar toda propuesta encaminada a dar satisfacción a la llamada “internacionalización del conflicto”.
4. Reconocer que los instrumentos de cooperación entre Comunidades previstos en la Constitución, en el Estatuto Vasco, y en el Amejoramiento del Fuero, no pueden servir para establecer ningún Órgano Común de cooperación universal que tenga facultades decisorias y funciones de representación.
5. Poner todos los mecanismos del Estado de Derecho a disposición de la Justicia para que se evite la presencia en las próximas elecciones Municipales y Autonómicas de cualquier candidatura que no haya condenado previamente el terrorismo.