Descargas

El Estado retrasa su inversión en las autovías que afectan directamente a Navarra

Los presupuestos de 2007 reducen la inversión en la autovía A-21, Jaca-limite con Navarra hasta poco más de millón y medio de euros, cuando la previsión para este año alcanzaba los 400 millones. Para el periodo 2007-2010 se prevén menos de 20 millones y quedan por presupuestar, a partir de 2011, más de 380 millones de euros.

En este caso, las cifras contrastan con las reiteradas declaraciones del secretario de Infraestructuras, Víctor Morlán, y de representantes del PSN que a lo largo de este año han insistido en que antes de 2007 se licitarían todos los tramos que corresponden a la autovía Pamplona-Huesca-Lérida desde el límite de Navarra con Aragón y que toda la autovía Huesca-Lérida estaría en obras en 2008.

Asimismo, según las previsiones del Estado en los Presupuestos Generales, a falta de su aprobación en las Cortes Generales, el Gobierno central “olvida” los 250 millones de euros que deberían invertirse en la A-15, Soria-Tudela y retrasa su inversión hasta, por lo menos,  el año 2011. Es decir, en los próximos cuatro años no se prevé ni un solo euro para el tramo más cercano al límite con Navarra.

Por otra parte, la conexión de la autovía A-12, Autovía del Camino, con La Rioja tiene un presupuesto estimado de 45 millones de euros, de los que, en las cuentas de 2007 sólo se incluye 0,1 millones; para el periodo 2007-2010 se programan 15 millones y los 30 millones restantes se dejan para el 2011 en adelante. Es decir, después de que el Gobierno navarro haya construido más de 70 kilómetros, el total de su tramo de la Autovía del Camino, entre noviembre de 2003 y octubre de este año, el Ejecutivo central no es capaz de incluir el presupuesto de sus 3 kilómetros de enlace hasta el año 2011.

Curiosamente, el Estado hace mayores previsiones de inversión en estos próximos años para los tramos de la autovía Pamplona-Huesca-Lérida correspondientes a la conexión de territorio aragonés y catalán. Al igual ocurre en el resto de las vías, en las que el Estado ha avanzado en algunos tramos, pero los más alejados a la Comunidad foral. Así, se da la situación de que las nuevas vías en Navarra se concluyen en plazo, pero no encuentran continuación.

Estos hechos contrastan con las declaraciones de los representantes del PSN, que subrayan el supuesto compromiso del Gobierno central con Navarra. Sin embargo, la Comunidad Foral es ninguneada en los Presupuestos Generales del Estado en 2007 , como lo fue en 2006, y pierde el doble que la media española en Fondos de Desarrollo Rural , gestionados por el Gobierno socialista.