Descargas

Catalán enmarca los ataques en Tudela en una campaña para que Navarra participe en una mesa política

Para Catalán, “por las últimas actuaciones de Zapatero, parece que a Batasuna-ETA y su entorno violento la presión que están haciendo mediante el terrorismo callejero y la extorsión les está saliendo bien, ya que están consiguiendo condicionar a Zapatero y marcar los pasos del mal llamado proceso de paz”.

“A los navarros no nos van a amedrentar y a coaccionar con estos ataques a la justicia y a los medios de comunicación y con los que los violentos muestran su desprecio más absoluto al Estado de Derecho y a las libertades de los ciudadanos; esperamos que al Gobierno Zapatero tampoco”, ha señalado.

Finalmente, ha afirmado que los actos de violencia “vuelven a poner en ridículo al Gobierno”, que está manteniendo una “posición absurda, minimizando la kale borroka, marginando a las víctimas del terrorismo, e incumpliendo el mandato del Congreso que le autorizaba a negociar sólo si se daban actitudes inequívocas de abandonar la violencia, algo que no se ha dado, sino todo lo contrario”.

“Insisto en que es necesario no ceder al chantaje de los terroristas, actuar con responsabilidad desde la firmeza democrática y la fuerza que nos da el Estado de derecho y volver al consenso en materia antiterrorista que tanto reclamamos en UPN y que tanto exigen quienes más han sufrido la sinrazón de ETA”, ha concluido Catalán.