Descargas

Comienza la construcción de la ciudad agroalimentaria de Tudela, que creará 1.400 nuevos empleos

La Ciudad Agroalimentaria de Tudela estará lista en 2008, después de que ayer se comenzara su construcción.  El proyecto es un polígono de 1,2 millones de metros cuadrados, con el objetivo de que constituya un centro de referencia de la calidad de los productos agroalimentarios de la Comunidad Foral y específicamente de la Ribera del Ebro. Está previsto que se instalen en el polígono 30 empresas con 1.400 empleos.

La Ciudad Agroalimentaria de Tudela nace como una respuesta a las necesidades de modernización de la industria agroalimentaria, que en Navarra engloba a 700 empresas, da empleo directo a más de 11.000 personas y genera el 15% del producto industrial de la región. El objetivo del proyecto es triple. Con su construcción se pretende la optimización de los recursos industriales y el ahorro de costes de producción; en segundo lugar, la mejora constante de la calidad del producto y de los procesos con incorporación de valor añadido en productos y envases y desarrollo de nuevos catálogos de oferta, y, por último, la proyección exterior de la industria agroalimentaria navarra a través de un centro de referencia que dispondrá entre sus recursos de servicios de hostelería, de formación profesional y de información sobre turismo gastronómico.
  
La ubicación de la Ciudad Agroalimentaria en Tudela responde a las exigencias del proyecto. Tudela está ubicada en el corazón del valle del Ebro, donde se concentra una parte importante de la riqueza hortofrutícola española, y cuenta con factores decisivos: buenas comunicaciones por carretera y ferrocarril con las principales ciudades españolas y con Europa; una masa crítica de población suficiente para satisfacer las demandas de empleo de las nuevas empresas; un tejido de servicios que pueden satisfacer las necesidades de las empresas que se instalen en el polígono (asesorías, transportes, mantenimiento) y de sus trabajadores (vivienda, comercio y servicios educativos y de salud), y, por último, pero no en último lugar de las consideraciones que han llevado a elegir esta ubicación, disponibilidad de agua abundante a través del Canal de Lodosa, el futuro Canal de Navarra y el río Ebro.

La urbanización y la construcción de los servicios se desarrollarán a lo largo de 2007, de tal modo que las empresas vayan instalándose a finales de ese año y las primeras puedan estar en funcionamiento en el verano de 2008. En este momento, está comprometida la ocupación del 15% del polígono con 4 empresas que podrían empezar su funcionamiento antes de esas fechas.