Descargas

Javier Pomés, único español en la misión del Parlamento Europeo en las elecciones congoleñas

El eurodiputado de UPN, Javier Pomés, ha viajado a la República Democrática del Congo(RDC)  como observador de las primeras elecciones democráticas en el país africano después de casi 50 años. El eurodiputado navarro es el único español que participa en la misión que el Parlamento Europeo envía al país centroafricano, sumido en una espiral de violencia que se cobra casi 1.200 vidas al día, más de la mitad niños, según UNICEF.

“Es un momento clave para la democratización del Congo, después de tres décadas de dictadura de Mobutu Sese Seko y después de una guerra civil que se ha cobrado más de 4 millones de personas”, asegura Pomés. Según el eurodiputado de UPN, “durante estos días trabajaremos para intentar garantizar la legalidad y justicia de las elecciones, aunque la Unión Europea viene siguiendo de cerca este conflicto y tiene destinados a la zona más de 2.000 soldados”. Entre las tropas de paz destinadas a la RDC se encuentra un contingente español que Javier Pomés visitará mañana viernes.

“Además, el Parlamento Europeo ha aprobado dos resoluciones en el último año referidas al Congo, para garantizar el cumplimiento del embargo armamentístico y para intentar mantener la seguridad durante los comicios bajo mandato de Naciones Unidas”, afirma Pomés.

El eurodiputado regionalista destaca también que la Unión Europea ha destinado “cientos de millones de euros a la RDC desde 1990 en forma de proyectos de rehabilitación de infraestructuras, salud y fortalecimiento del poder judicial, siempre dependiendo de los avances en el respeto a los Derechos Humanos; además de proyectos de emergencias humanitarias”.

La República Democrática del Congo ha atravesado una historia tormentosa desde su independencia de Bélgica en 1960. Apenas cinco años después, Joseph Desiré Mobutu alcanzó el poder y cambió el nombre del país por Zaire, y el suyo propio por Mobutu Sese Seko. El dictador se mantuvo en el poder hasta 1997. Un año después estalló una guerra civil que convirtió el país en el campo de batalla de 7 países africanos y que se cobró más de 4 millones de víctimas. En la actualidad, el conflicto permanece latente y asesina a 1.200 personas al día, pese a una serie de pactos firmados en 2002. Durante los últimos días, la ONU ha alertado de un rebrote de la violencia, muchas veces ejercida por las fuerzas del Gobierno contra la prensa y la oposición, que agrupa a más de 9.000 candidatos.