Descargas

La economía navarra sigue creciendo por encima de las medias española y europea

El Producto Interior Bruto (PIB) generado por la economía navarra registró un crecimiento del 3,7% en el primer trimestre de 2006, tasa cuatro décimas superior a la estimada en el periodo precedente. A su vez, esa tasa sobrepasó en dos décimas a la calculada para el conjunto de España por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que se estabilizó en el 3,5% por tercer trimestre consecutivo.

El Eurostat calculó una tasa del1,9% estimado por Eurostat para la zona euro en su conjunto, que conservó, de ese modo, el perfil de suave recuperación de los trimestres anteriores.

Desde la perspectiva de la oferta, la aceleración del ritmo expansivo de la economía navarra, que recuperó la tendencia interrumpida en el trimestre anterior cuando estabilizó en el 3,3% su tasa de crecimiento, se basó en el favorable comportamiento de las ramas industriales y de servicios, mientras que la agricultura apenas mejoró su reducida trayectoria de crecimiento y la construcción moderó ligeramente el dinamismo precedente, aunque mantuvo una tasa de crecimiento más elevada que cualquier otro sector.

El valor añadido bruto de la agricultura se incrementó un 0,7% en estos tres primeros meses del ejercicio, una décima más que en los tres últimos del ejercicio anterior. La pequeña mejora se basó en el avance un poco más robusto de las producciones ganaderas, sobre todo de porcino y, en menor medida, de bovino y ovino. La de aves, por su parte, apenas mostró indicios de recuperación hasta el mes de marzo.

El aumento del valor añadido proporcionado por el sector industrial se situó en el 1,7% en el trimestre analizado, cuatro décimas más que en el anterior, lo que favoreció que su contribución a la expansión del PIB de Navarra se intensificase de 0,4 a 0,5 puntos porcentuales, de un periodo a otro. El mayor ritmo de avance de la actividad industrial se apoyó, especialmente, en las mejoras experimentadas por las ramas de Material de transporte, Otra industria manufacturera, Industria agroalimentaria y, con menor repercusión, Papel, madera y muebles.

La construcción sigue creciendo

Las ramas constructoras, por su parte, generaron un valor añadido que se incrementó un 4,8% en este primer trimestre. La tasa reflejó un comportamiento un poco menos dinámico que el mostrado en el trimestre precedente, cuando llegó al 5%, pero buena parte de los indicadores de actividad del sector continuaron manteniendo ritmos de avance elevados, si bien algunos de ellos, como los de edificación residencial o los relativos a la evolución del empleo, iniciaron una trayectoria de suave moderación.

En las ramas de servicios, el perfil expansivo de la actividad se acentuó tan significativamente como en la industria, manteniéndose muy por encima del mostrado por aquella. El valor añadido de las ramas terciarias creció un 4,6% en el trimestre examinado, cuatro décimas más que en el anterior, lo que permitió elevar a 2,5 puntos porcentuales su contribución a la expansión de la economía navarra, dos décimas más. Las dos grandes ramas de actividad del sector intensificaron sus tasas de crecimiento, sobre todo la de servicios de mercado, que repuntó hasta el 4,8% desde el 4,3% del cuarto trimestre de 2005.