Descargas

ETA va ganando

– Ha conseguido que entre los demócratas, unos y otros, no echemos las culpas mutuamente.
– Ha conseguido engañar a todo el mundo con la trola de la “voluntad inequívoca” de paz
– Ha conseguido (me temo) que Rubalcaba sea Ministro de Interior
– Ha conseguido que, por este motivo, una gran parte de la sociedad, deje de confiar en que el gobierno obrará de buena fe en esta cuestión.
– Ha conseguido apoyo y comprensión política de partidos que se dicen democráticos.
– Ha conseguido construir una imagen, no de ser una banda terrorista, si no más bien una opción política justificada, oprimida (socialista) y liberadora.
– Ha conseguido que todo el debate social gire en torno a su Hoja de Ruta
– Ha conseguido que entre los partidos firmantes del Pacto contra la violencia y el Terrorismo anide la desconfianza e incluso el rencor.
– Ha conseguido quebrar la unidad de pensamiento de los no nacionalistas.
– Ha conseguido convencer a algunos relevantes socialistas de que una España Federal en la que se garantice el derecho a decidir de los pueblos, y ¡como no! el derecho a separarse puede servir para que eta mantenga su decisión de no matar. Y así, habría conseguido que el gobierno comience a aceptar ya una “realidad nacional vasca” (Otegui dixit)
– Ha conseguido, con la ayuda inestimable de ZP, trasladar a la sociedad española un principio moral de relatividad absoluto, por el cual “todo, absolutamente todo es posible”.
– Ha conseguido, o mejor dicho,  ha aprovechado la debilidad evidente del gobierno para, me temo, ganar tiempo.
– Ha conseguido demasiadas cosas ya por el exceso de angelismo del socialismo gubernamental.
– Ha conseguido que el gobierno tenga que mentir constantemente.
– Ha conseguido que el gobierno oculte información relevante sobre el proceso.
– Ha conseguido invertir los términos de la verificación. Es la banda la que verifica si el gobierno mantiene una inequívoca voluntad de llegar a un acuerdo. Y mucho me temo que el acuerdo será “como sea”.

Finalmente, ha conseguido, y esto es lo más grave, convencer al Presidente Zapatero de que es militar y políticamente invencible.