Descargas

Navarra ha modernizado 11.000 hectáreas de regadío sin aportaciones del Estado

El senador de UPN. José Cruz Pérez Lapazarán ha lamentado que Navarra haya tenido que financiar en base a sus presupuestos forales la modernización de 11.000 hectáreas de regadío sin ayudas del Gobierno central, cuando, según Lapazarán, toda la Cuenca del Ebro se beneficia de esta modernización, ya que se reduce el consumo de agua.

En este sentido, el regionalista ha criticado que el Ministerio de Medio Ambiente “paralice y obstaculice la modernización de los regadíos, ahora que parece que el de Agricultura intenta avanzar y desarrollar los planes del anterior Gobierno”.

Lapazarán también ha recordado otras actuaciones del Gobierno central que han perjudicado a los agricultores navarros, como por ejemplo, la paralización de las obras del Pantano de Yesa, en territorio foral, sin siquiera informar al Gobierno foral de las razones. El regionalista también ha puesto el ejemplo de Levante, “donde se han producido cesiones de derechos de aguas a CCAA que harían sonrojar a cualquiera si se conocen las condiciones de cesión y los perceptores de los derechos del agua”.

Según el senador de UPN, es muy preocupante que, en unos años “malos para la agricultura”, el Ministerio de Medio Ambiente haya pretendido, “ya no solo boicotear al sector agrario paralizando importantes, obras de regulación y promociona propuestas que penalizan el uso del agua destinada a los regadíos”. Todo ello ha supuesto, según Lapazarán, “un  duro ataque” del Ejecutivo al campo español.

Pérez Lapazarán ha lamentado el talante del Gobierno de Zapatero, que desde que tomó posesión, “se ha caracterizado por hacer una persecución enfermiza a todo lo agrario”. “La ministra Narbona ha torpedeado la línea de flotación de los agricultores y ganaderos, tratando de retrasar y de no querer saber nada de agricultura y de querer imponer tasas a un colectivo que está padeciendo una de las peores crisis de su historia”, ha añadido.

El regionalista ha reiterado que la política del Gobierno socialista en materia de agua es “errática, precipitada y unilateral, porque no hace otra cosa que añadir incertidumbres al sector agrícola, que nunca había estado tan desamparado como lo está con este Ejecutivo”. “Por lo tanto es lamentable la descoordinación de estos Ministerios y de la falta de energía de una Ministra de Agricultura que se deja pisar el terreno impidiendo modernizar y ejecutar mas obras de regadío”, ha afirmado.

Lapazarán ha añadido que el Gobierno debería comprometerse a elaborar un horizonte para el periodo 2008-13 que contemple el millón de hectáreas que quedarían por modernizar. “Este Plan, en cuya elaboración se debe implicar a las CCAA, debiera contar con fondos suficientes e incluirlo en los Planes de Desarrollo Rural que se aprueben”, ha asegurado.