Descargas

El Gobierno de Navarra considera que no se dan las condiciones para iniciar un diálogo con ETA

El Gobierno de Navarra ha aprobado un acuerdo en el que reitera su firme compromiso para acabar con ETA al tiempo que considera que todavía no se dan las circunstancias adecuadas para iniciar un proceso de diálogo con la banda asesina.

El presidente Navarro, Miguel Sanz, ha criticado, además, que el presidente Rodríguez Zapatero eligiera un acto de su partido para anunciar el inicio del diálogo, olvidando, Sanz, “que la paz y la libertad es un anhelo de todos los españoles y constituye un objetivo que sólo es posible alcanzar desde la unidad democrática, trascendiendo por su importancia a los militantes de una organización política”. El presidente de Navarra, que todavía no ha sido recibido en La Moncloa, indicó además que Rodríguez Zapatero mueve sus peones, generalmente en actos de partido, en virtud de las exigencias de ETA”, en este caso, además, “un día después de los ataques a varias sedes del PNV y al domicilio de un concejal socialista”.

Transcripción literal del acuerdo alcanzado hoy por el Gobierno de Navarra.

"Ante el anuncio del Presidente Rodríguez Zapatero en un acto de partido en Barakaldo (Vizcaya) de que el mes que viene comunicará a los partidos el inicio del proceso de diálogo con ETA, el Gobierno de Navarra manifiesta:

1º.- Su disposición firme y decidida a favor de la finalización de la violencia y desaparición de ETA.

2º.- Su consideración de que en este momento no concurren las circunstancias adecuadas para el inicio del referido proceso, toda vez que no estamos en un escenario en el que conste la voluntad inequívoca de ETA de abandonar las armas y la violencia, sino que por el contrario esta organización terrorista sigue avalando la extorsión y la violencia, sin renunciar a ninguno de los objetivos que le han servido para justificar su actividad criminal.

3º.- Su negativa a aceptar el inicio de un proceso de diálogo en el que ETA ha dejado meridianamente claro que uno de los objetivos irrenunciables es Navarra y el Presidente Zapatero en ningún momento ha trasladado al Gobierno de Navarra ni a la ciudadanía un mensaje claro y contundente de rechazo a tal pretensión.

4º.- Su exigencia de respeto, lealtad institucional y claridad en la posición del Gobierno de España en relación al futuro de Navarra. El Gobierno de Navarra no puede aceptar de ninguna manera que la Comunidad Foral esté en discusión en ninguna mesa que pretenda suplantar a las instituciones y a la voluntad de los navarros y mucho menos cuando la misma se constituye desde el chantaje terrorista.
Navarra no acepta estar en discusión. Navarra no es negociable.

5º.- Su rechazo a que un comunicado de esta naturaleza se lleve a cabo en un mítin de partido, olvidando que la paz y la libertad es un anhelo de todos los españoles y constituye un objetivo que sólo es posible alcanzar desde la unidad democrática, trascendiendo por su importancia a los militantes de una organización política.

6º.- Trasladar este acuerdo al Presidente del Gobierno de España".