Descargas

Javier Pomés encabeza una delegación de eurodiputados en apoyo de Taiwán

La misión tiene como objetivo acercar la problemática taiwanesa a las instituciones europeas que, al revés que estados como Japón o Estados Unidos, no reconoce al país asiático debido a las presiones chinas. Javier Pomés considera importante estrechar las relaciones entre Europa y Taiwán, ya que se trata de un país “democrático, con un Estado de Derecho que funciona y garantiza las libertades, pero que vive bajo la constante amenaza de China”. El regionalista afirma que “Europa está obligada, como cuna de la democracia moderna, a apoyar a aquellos países que comparten sus valores frente a los totalitarismos”.

Durante la visita, Javier Pomés se reunirá con el presidente taiwanés Chen Sui-bian, con el presidente de su Cámara Legislativa, así como con varios ministros. Además, el grupo europeo, con representantes de todo el arco parlamentario y encabezado por Pomés, mantendrá encuentros con los presidentes de los dos principales partidos del país.

Un problema que dura más de 50 años

Las tensiones entre el gigante chino y la pequeña isla en la que se refugiaron los perdedores de la Guerra Civil China duran casi 60 años. La victoria comunista al final de la Guerra Civil provocó la división del país en dos estados en 1949, uno continental y comunista y otro, Taiwán, fiel a la antigua República China. Después de la conquista del Tibet y de la Isla de Hainan, todo hacía prever que Taiwán sería anexionado pero el estallido de la Guerra de Korea y el apoyo norteamericano a la isla taiwanesa, en un intento de frenar el comunismo en la zona, impidió la invasión. Desde entonces, la amenaza China impide que Taiwán pueda mantener relaciones normalizadas con la mayoría de los países y mantiene a la isla en un limbo legal y político.