Descargas

UPN propone que “sólo los navarros decidan su futuro basado en la unidad constitucional”

Una vez concluido el plazo para que los grupos presenten sus enmiendas al borrador de reforma del Amejoramiento, elaborado en la ponencia de autogobierno constituida en el Parlamento de Navarra, estas serán debatidas durante un mes hasta obtener un documento final que será remitido al Ejecutivo foral.

El Gobierno de Navarra, órgano competente para promover la reforma del Amejoramiento, ya ha dejado claro que no lo hará sin el consenso mayoritario de UPN-PSN-CDN. Es decir, que cuente con el respaldo mínimo del 76% de la Cámara, 38 de los 50 parlamentarios. El Gobierno foral quiere que los cambios en esta norma tengan así un respaldo político similar al que se alcanzó en 1982 para la aprobación de esta ley. También se mantendrá en el proceso de negociación que pueda iniciarse sobre esas modificaciones el carácter paccionado y bilateral de las relaciones Navarra-Estado.

Sobre un posible referéndum

UPN está abierto a una modificación del Amejoramiento que recoja en él la figura de la consulta popular mediante referéndum, pero matiza sin embargo que este mecanismo no debería aplicarse «a cualquier reforma, como una ampliación competencial, por ejemplo», sino que debería quedar reservado para futuros cambios en el Amejoramiento que supongan «una alteración del estatus constitucional de Navarra que afecte a la naturaleza y permanencia como Comunidad foral».

Al respecto, UPN recuerda que, a diferencia de lo sucedido con los Estatutos de las Comunidades Autónomas que accedieron a la autonomía por el artículo 151 de la Constitución, el Amejoramiento del Fuero no fue sometido a ratificación del conjunto del pueblo navarro “por una razón de carácter jurídico”.

El Amejoramiento -señalan- se hizo para acomodar el Fuero al nuevo concepto de unidad constitucional subyacente en la Constitución de 1978. Por lo tanto, las nuevas competencias asumidas pasaban a integrarse en el régimen foral para convertirse en competencias forales. Además, se garantizaban las competencias forales históricas.

Para UPN, “el Amejoramiento no supone el nacimiento de las instituciones forales, sino su transformación en un régimen puramente parlamentario, pues el Parlamento, la Diputación o la Cámara de Comptos ya existían en el momento de su promulgación. Se trataba por tanto de un pacto para la reintegración y el amejoramiento del Fuero preexistente o preconstitucional”.

Asimismo, los regionalistas afirman que el Parlamento Foral elegido el 3 de abril de 1979 tenía entre sus cometidos aprobar el pacto al que pudiera alcanzar el Gobierno y la Diputación Foral para la definitiva ordenación de las instituciones forales y el amejoramiento competencial. El Parlamento Foral aprobó las bases de negociación previamente remitidas por la Diputación Foral y ratificó el acuerdo alcanzado con el Gobierno. Por ello, concluyen, “el Amejoramiento posee plena legitimidad democrática”.

La transitoria cuarta

La disposición transitoria cuarta de la Constitución, que prevé la posibilidad de integración de Navarra en Euskadi, y el de la correspondiente disposición adicional segunda del Amejoramiento, que prevé el proceso contrario (que Navarra se separe de Euskadi después de la citada anexión), es otro de los puntos que se debaten.

UPN es partidario de modificar la adicional segunda del Amejoramiento, para que diga que cualquier alteración del estatus de Navarra como Comunidad Foral, deberá contar con la voluntad favorable de sus instituciones y el apoyo en las urnas de los navarros. En coherencia con esa modificación UPN propone también solicitar al Gobierno de la Nación la supresión de la Disposición Transitoria Cuarta del texto constitucional.

De ese modo, explican, se deja claro que “sólo los ciudadanos navarros decidirán libremente su futuro “.

Finalmente, UPN apuesta por la ampliación de las competencias exclusivas y compartidas actualmente explícitas en el Amejoramiento así como por otras que puedan ser solicitadas por el Gobierno de Navarra en el marco de la unidad constitucional.