Descargas

UPN muestra su indignación y rechaza los insultos de Chivite al presidente Sanz

UPN ha contestado a los nuevos insultos que el secretario general del PSN, Carlos Chivite, ha vertido una vez más contra el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz. Si hace unos días le llamó “mentiroso compulsivo”, en esta ocasión le ha recomendado un “acelerador cerebral” a propósito de la gestión sanitaria.

El secretario general de los regionalistas, Alberto Catalán, ha mostrado su rechazo y su indignación por las “injurias y descalificaciones” vertidas sobre el presidente Sanz. “Es impensable en un líder de la oposición dirigir unos insultos de tan baja categoría moral sobre el presidente que la mayoría de los navarros han elegido democráticamente”, ha señalado Catalán, quien ha subrayado que tales declaraciones “no son dignas de alguien que pretende presentarse como alternativa de gobierno. Se deja a sí mismo a muy baja altura, los navarros no se merecen una oposición con tan poco talante democrático”.

Por ello, le ha exigido que se retracte “por su propia dignidad y por la bajeza moral de sus declaraciones”.

Asimismo, ha reprochado a Chivite que utilice el insulto, la descalificación y la falsedad cada vez que comparece ante los medios “para buscar una relevancia y un protagonismo que no tiene en su partido ni en la sociedad navarra”. Tal propósito, indica, no se puede hacer “a costa de insultar al presidente de todos los navarros día sí y otro también y de desprestigiar a la sanidad pública navarra, como es el caso, que tan buena valoración tiene de los navarros a diferencia de lo que piensa Chivite”.

“Nos da la sensación –apunta- de que a veces Chivite se olvida de que es el máximo responsable del PSN y aspirante a gobernar Navarra, porque, si no, no se comportaría de esta forma tan impropia de un dirigente político de su responsabilidad”.

“Está claro que el Sr. Chivite está nervioso ante la falta de liderazgo dentro de su propio partido, las dudas de Ferraz y las encuestas sobre intención de voto de unos ciudadanos que siguen sin ver al PSN como alternativa de gobierno”, ha sentenciado Catalán.