Descargas

UPN exige a Chivite que hable con claridad y diga la verdad a los navarros

UPN ha exigido al secretario general del PSN, Carlos Chivite, que “hable claro de una vez y diga la verdad a los navarros sobre varias cuestiones que les inquietan y a las que sigue sin dar respuesta: si hay negociaciones con ETA, de qué se está hablando en esas hipotéticas conversaciones y si Navarra se ha puesto encima de la mesa para colmar las aspiraciones de los terroristas”.

“Nos importa muy poco si Zapatero está molesto o no, que respondan con claridad a estas preguntas”, han destacado los regionalistas, quienes, en su opinión, “sólo están recogiendo el malestar de muchos ciudadanos navarros ante la ambigüedad de Zapatero y los planes de los socialistas vascos de negociar un nuevo Plan Ibarretxe con el PNV cuyo interlocutor es Ernesto Guevara, quien ya se ha posicionado a favor de la incorporación de Navarra a Euskadi”. Una ambigüedad y una falta de claridad “calculada” que, para UPN, “Chivite también está utilizando para no responder, él sabrá por qué, a la pregunta de si va a pactar con los nacionalistas en 2007 para llegar al Gobierno”.

Los regionalistas han denunciado que la reunión a la que asistió ayer en Moncloa Chivite “ha decepcionado a los navarros”, ya que “no ha supuesto ningún beneficio para Navarra”. “Que sepamos, Chivite no se ha traído en la cartera ningún compromiso del Gobierno central para terminar con la discriminación a la que está sometiendo a la Comunidad Foral en materia de inversiones para obras que son fundamentales para su progreso y desarrollo como la autovía Soria-Tudela, la autovía a Huesca o el AVE”, han apuntado.

A este respecto, le han preguntado si su encuentro “ha servido para que el presidente Zapatero se comprometa a acelerar las infraestructuras pendientes. Desde luego, en esta materia, es mejor que Chivite estuviera con las tesis del Sr. Ripa y el Sr. Lizarbe, en lugar de estar con Solbes y los representantes socialistas en La Rioja”.

Finalmente, han señalado que “esperamos que el secretario general del PSN haya vuelto de la reunión, eso sí, con grandes dosis de talante y no insulte más al presidente Sanz, ya que el insulto y la descalificación se han convertido, para vergüenza de muchos compañeros y de sus propios votantes, en la forma de hacer política desde que ha asumido la máxima responsabilidad del PSN”.