Descargas

Sanz afirma en la asamblea general de afiliados de UPN que hay que vencer a ETA porque “convencerla

El presidente de UPN y del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, ha exigido al presidente José Luis Rodríguez Zapatero que “recupere el consenso” y regrese al Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo que firmó con el PP y con UPN duramte la asamblea general anual que ha celebrado su partido en Pamplona y a la que han asistido más de 500 afiliados de la formación regionalista.

Sanz afirmó que esperan ese paso con los brazos abiertos “porque más vale llegar al encuentro tarde que nunca”. El presidente de la formación regionalista recalcó que esa unión es la única vía para terminar con el terrorismo al que hay que “vencer”,porque convencer a los terroristas no es posible”.

En su intervención ante la asamblea de UPN, Miguel Sanz afirmó que sigue esperando a que Rodríguez Zapatero le responda si Navarra estará en una mesa de diálogo con los terroristas. “No decimos que esté. Pero hasta ahora, Zapatero, que es el único que debe conocer el origen del principio del fin, no ha dicho que no esté. Y ya va siendo hora de que lo diga”, reclamó.

El presidente respondió también a las críticas que le dirigió el dirigente de IU en Navarra, Ion Erro, en un acto al que asistieron Gaspar Llamazares y el coordinador de IU en el País Vasco, Javier Madrazo. “Ustedes son partidarios de que se derogue la Ley de Partidos y nosotros de que se recupere su espíritu; ustedes quieren que se cree una mesa en la que está incluida Batasuna para hablar de la autodeterminación, la soberanía y de Navarra, y nosotros, no”, afirmó Sanz contestando a Erro, que le acusó de no tomar ninguna medida contra ETA.

Entre otras cuestiones, Sanz se refirió a las reformas estatutarias que se están debatiendo de España pese a que “no hay una demanda social”. Respecto a Navarra, reiteró que su Gobierno no impulsará ningún cambio en el Amejoramiento que no cuente con el apoyo de, “al menos”, UPN, PSN y CDN.

Por otro lado, el presidente subrayó su compromiso con las políticas sociales para anunciar que en 2007 el Gobierno foral va a adoptar “medidas de carácter social” dirigidas a las amas de casa y a las personas con escasos recursos para subsistir.

Sanz reclamó al Gobierno central que tenga en cuenta a las Comunidades en la política sobre inmigración, ya que son las que luego prestan servicios como la educación o la sanidad a esas personas. En este sentido, pidió a la Administración central que se “navarrice” y destine el 0,7 % de su PIB a los países en desarrollo, especialmente a aquellos de los que salen numerosos emigrantes en dirección a España, ya que “sería la única forma de frenar el inicio de un trayecto en pateras que casi siempre finaliza en auténticos dramas humanos”.

El presidente de UPN aludió también al “riesgo que supone el resurgimiento de una política revisionista» de la historia reciente de España, porque debilita los cimientos de la convivencia y de la democracia”.Recordar con dignidad a los que fueron aniquilados por defender sus ideas en una lucha fratricida de triste recuerdo no sólo es legítimo, sino loable. Pero hacerlo desde la venganza y con ánimo revanchista no sólo es extemporáneo, sino criticable”, señaló.

Finalmente, Sanz mostró su seguridad en que UPN va a volver a ganar las elecciones forales y municipales en 2007. Subrayó que sus votantes “no tienen motivos” para cambiar el voto pero que sí ve muchas razones para que “el que no nos votó lo haga ahora”. Así, argumentó que UPN “le otorga la seguridad que no le da aquel al que otorgó su confianza”. Porque UPN, explicó, “es coherente en la lucha contra el terrorismo y en la defensa de Navarra y de sus instituciones”. Al respecto, señaló que “la alternativa” al gobierno de UPN-CDN pasa por un acuerdo entre socialistas y Nafarroa Bai.