Descargas

Salvador (UPN) critica la actitud “sectaria” del ministro Caldera en su visita a Pamplona

El diputado de UPN Carlos Salvador ha salido al paso esta mañana de las declaraciones realizadas ayer en Pamplona por el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera. Salvador ha criticado la actitud “sectaria” del socialista, que se dedica “a la crítica gratuita, en vez de tomar buena nota y aprender del sistema asistencial navarro que es uno de los más avanzados de toda Europa y un referente muy positivo para el resto de Comunidades Autónomas de España”.

El regionalista ha afirmado que “es una lástima que más allá de la explicación propagandística sobre los resultados de la política de su Ministerio, haya mostrado en público la falta de ese talante del que tanto presume su gobierno descalificando gratuitamente las políticas de empleo y sociales del Gobierno de Navarra en una muestra de prepotencia y demagogia realmente insuperables”.

Asimismo, el diputado regionalista destacó que “en vez de valorar como positivos los esfuerzos realizados por el Gobierno de Navarra en este campo, Jesús Caldera se dedicó a ofender a los gestores del Ejecutivo, poniendo en su boca expresiones que nunca han realizado y actitudes que no corresponden con la realidad”. Según Salvador, “obviamente existen necesidades, en Navarra y en España, y queda mucho por hacer, pero más aún si cabe en el espacio de responsabilidad del Ministro Caldera, cuyo sistema asistencial y cifras de empleo están todavía lejos de equipararse con las navarras”.

Según Carlos Salvador, el ministro Caldera quedó en evidencia y demostró “el nulo interés y conocimiento de la realidad Navarra al no conocer ni siquiera la denominación oficial de esta tierra a la que denominó ‘Comunidad Autónoma de Navarra’. Podemos deducir que difícilmente va a poder defender algo que no sabe ni cómo se llama, hecho, por cierto, que bien podía haber evitado el señor Chivite a poco que le hubiera puesto un poco de interés no partidista”.

Una vez más, ha afirmado Salvador, “con o sin diálogo, se demuestra que el tratamiento que este gobierno está dando a Navarra sigue siendo discriminatorio e injustificable, algo que, a estas alturas tienen claro todos los navarros”.