Descargas

Navarra: ¿Comunidad bilingüe? (II)

Que se diga que toda Navarra es una comunidad bilingüe, no significa mucho, si la percepción e interés por el bilingüismo no son compartidos por los ciudadanos que la componen. Podemos fijar la naturaleza de nuestra comunidad desde el plano lingüístico con esa categorización y en el fondo no avanzar en la armonía lingüística si de hecho la sociedad no acepta o no opta mayoritariamente por la enseñanza en un modelo lingüístico bilingüe.>

Me propongo, a través de 3 artículos, responder a varias cuestiones sobre este tema: ¿cuáles son los motivos de mi elección lingüística?, ¿cuáles son las condiciones lingüístico-políticas a las que se enfrenta la promoción del vascuence?, y, por último ¿cuál es el ser y el deber ser político-lingüístico de Navarra? A ello voy.

En estos días circula una nueva campaña que promueve la “euskaldunización de alumnos”. Yo, como padre de 4 hijos, en este tema sólo quiero trasladar mi valoración personal sobre la posibilidad de euskaldunizar o no a los míos.

Diré en primer lugar que, para mí, el modelo lingüístico ideal para mis hijos es el modelo trilingüe, ese que enseñe tres idiomas: español, francés e inglés. El primero principalmente porque es el de sus padres, el segundo porque es el de nuestros vecinos, y el tercero porque es el de todos.

1) Difícilmente encontraría razones para dejar de formar a mis hijos en su lengua materna, por lo que la base de su educación es natural que la den en nuestra lengua. Egoístamente, educarlo en otra lengua me supondría un esfuerzo, que obviamente debería ser, como poco, acorde con las expectativas que se derivaran de su estudio y/o inmersión o comprehensión. A ello se añade que es nuestra lengua común compartida por cientos de millones de personas.

2) El idioma francés sigue siendo el gran olvidado de nuestra sociedad navarra -y no sé porqué-. Tal vez los rigores de la globalización y el practicismo también han hecho mella en su estudio, pasando a tener un protagonismo secundario. Abandonar el estudio del francés fue, a mi juicio, el gran error de los 80 (desde luego en los Jesuitas lo fue). ¿Y por qué estudiar francés? Pues supongo que fundamentalmente por la bastísima calidad de la cultura francesa. Pero también lo podría ser por la evidente vecindad o también por los millones de personas que lo hablan. Algunos incluso defienden su estudio por ser una de las tres lenguas navarras, y no les faltaría algo de razón.

3) ¿Y el inglés? Pues porque es la lengua franca del planeta y es la llave necesaria para poder tener todo el mundo en el bolsillo. Pero más importante que eso es que aquí, en Navarra, saber bien inglés le puede permitir a uno encontrar trabajo con más facilidad que a quien no lo sabe correctamente. Basta con acercarse cada semana a las ofertas de empleo de los periódicos para confirmarlo. Es más, afirmo, hoy es más importante su conocimiento que el de cualquier otra asignatura. Imaginemos una crisis económica en el entorno cercano. La salida laboral o profesional sería más fácil con inglés.

No hay para mi otra opción mejor hoy por hoy para mis hijos que la educación trilingüe: español o castellano (me da igual), francés e inglés. Es mi opción, quede claro.

Carlos Salvador
Diputado por Navarra (UPN)