Descargas

Concejales de UPN resaltan el impulso a la cohesión y el equilibrio territorial del Gobierno …

Medio centenar de concejales regionalistas pertenecientes a grupos municipales en la oposición, reunidos este fin de semana en una jornada de trabajo en San Adrián, han destacado “la decidida apuesta y el esfuerzo inversor del Gobierno de Navarra para promover el desarrollo local” y le han animado “a continuar impulsando la cohesión social y el equilibrio territorial”. El encuentro estuvo presidido por el secretario general de UPN, Alberto Catalán.

En este sentido, han señalado que “el alto nivel de infraestructuras, servicios y calidad de vida que hoy disfrutan los municipios navarros es un referente para el resto de Comunidades Autónomas”.

Por ello, los ediles regionalistas han rechazado las críticas del PSN al Ejecutivo foral en relación con el desarrollo local y sus acusaciones de marginar a determinadas localidades. “Sólo desde la ignorancia o la mala fe se puede acusar a este Gobierno de discriminar a los ayuntamientos por la sigla política de su alcalde”.

“La realidad demuestra que este Gobierno está invirtiendo en las diferentes zonas para lograr que todos navarros dispongan de los mismos servicios con independencia de la localidad en la que vivan o trabajen”, han asegurado.

Al respecto, han señalado que el Plan de Infraestructuras locales 2005-2008 va a atender actuaciones demandadas por los municipios navarros, “de todas las siglas políticas”, con una inversión de más de 250 millones de euros, “siendo el que más inversiones y solicitudes atiende de los que se han desarrollado hasta el momento”.

Los ediles de UPN han destacado también “el compromiso del Gobierno de Navarra con la merindad de Estella” que se concreta “en la construcción de infraestructuras fundamentales para la zona como la autovía del Camino e importantes inversiones como las destinadas a la implantación de polígonos industriales (Cárcar, Sartaguda, Los Arcos, Mendavia, Lodosa, etc) o a dotaciones sanitarias como la ampliación del Hospital García Orcoyen de Estella”.

Asimismo, han recordado que el “Ejecutivo foral aportó ayudas a los ayuntamientos de Tierra Estella que sufrieron daños en las inundaciones de julio de 2004”, a diferencia del Gobierno de Zapatero y de Chivite que rechazaron en el Congreso la propuesta de UPN para concederles ayudas del Estado.

Finalmente, han subrayado que las necesidades básicas (saneamiento, abastecimiento, electrificación y pavimentación de caminos) de los núcleos de población navarros, independientemente de su dimensión, desde diez, quince o veinte vecinos hasta poblaciones importantes de miles de habitantes, “están prácticamente aseguradas”. En concreto, han apuntado que se depura casi el 100% de las aguas residuales, “con lo que Navarra es la única comunidad en España que cumple la directiva europea”.